¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< C. Castilla-León

PUERTO DE LA QUESERA-ERMITA DE HONTANARES

En el Porrejón © Guillermo Amores

PUERTO DE LA QUESERA-ERMITA DE HONTANARES

Me encanta cada vez que descubro un nuevo itinerario que, de alguna forma, se vuelve especial. Si tuviera que elegir una travesía para realizarla en otoño, sin lugar a dudas ésta sería mi preferida.

La descubrí hace relativamente poco tiempo y desde entonces hasta ahora todos los otoños, como si de una peregrinación se tratase, la repito en compañía de mis compañeros de aventuras. Es un recorrido muy generoso en paisajes en el que desde el mismo inicio puedes disfrutar de la impresionante panorámica multicolor que ofrece el hayedo de la Pedrosa por el oeste y más adelante el de Tejera Negra hacia el este. Todo el recorrido va por la línea de cumbres realzando todavía más si cabe esta preciosa marcha.

Hoy quiero hacer una mención especial a un amigo con el que estuvimos la última vez que repetimos este itinerario, Carlos Aroz, montañero de la" vieja escuela". Nos conocimos hace unos años cuando ambos éramos monitores de un grupo de montaña y la verdad es que cada vez que coincidíamos en una marcha a mi me daba esa sensación de seguridad que muchas veces necesitas cuando las cosas se tuercen un poco.

Aunque ninguno de los dos hoy seguimos de monitores, si que somos compañeros de aventuras y como era natural la última vez que hicimos este recorrido íbamos juntos. Carlos no iba bien, su cara era un poema y su paso era bastante más lento de lo que en él es habitual. Yo notaba algo raro y antes de alcanzar la cima del Porrejón le dije que si quería nos dábamos la vuelta, me dijo que no, que continuábamos, que seguramente estaba un poco bajo de forma. Puse un ritmo corto y seguimos progresando en nuestro itinerario, al llegar a Cerro Gordo se le veía desencajado. Descansamos un buen rato y poco después nos animó a seguir, ya todo lo que nos quedaba era bajada y teníamos cerca la ermita de Hontanares.

Así con más pena que gloria terminamos nuestra excursión. Al día siguiente, Carlos es ingresado y tratado de urgencia de una "angina de pecho". Nosotros no sabíamos lo que te ocurría, pero si intuimos que no eras el de siempre y te agradecemos el tesón, capacidad de sufrimiento y fuerza de voluntad que tuviste en esta ocasión, pero no nos hagas esto más veces, como tu bien dices "los piedros van a estar allí siempre" y a veces en la montaña una retirada a tiempo es una victoria.

Ver perfil>>
Tracks y Waypoints>>

Iniciamos el recorrido en el Puerto de la Quesera; 1707 m. siguiendo durante cerca de 600 m la carretera que va a Majalelrayo para salinos a la izquierda poco antes de que la carretera realice un marcado giro a la derecha. Alcanzamos un camino carretero que discurre junto a la alambrada que separa las provincias de Guadalajara y Segovia. El camino es ancho y poco a poco empieza a tomar inclinación para sortear unas afloraciones rocosas que tenemos a nuestra izquierda. Tras superar un tramo de bastante pendiente, desembocamos en el Collado de los Lobos. Aquí mismo, cruzamos la alambrada al lado segoviano por una puerta a modo de torno para enseguida empezar a perder altura a media ladera por la vertiente oeste de la Peña de la Silla. Mientras vamos perdiendo altura podemos disfrutar a nuestra izquierda del una preciosa vista sobre el Hayedo de la Pedrosa y, casi sin darnos cuenta, alcanzar el Collado de las Lagunas; 1701m (37 min. desde el inicio) o collado de la Lagunilla.

De nuevo comenzamos a ascender por un senderillo bien marcado que nos lleva, no sin realizar algo de esfuerzo, hasta un collado que se forma en la Cuerda de las Berceras, obsequiándonos con una espectacular vista sobre el Hayedo de Tejera Negra. A partir de aquí, continuamos por la cuerda ganado altura, primero hacia el noroeste y más tarde hacia el norte, superando un largo tramo entre resaltes rocosos. Aunque se asciende con gran desnivel se nos hace muy llevadero por las vistas que tenemos a nuestra derecha. Se llega a un punto donde la pendiente se atenúa para enseguida alcanzar el enorme hito de piedras que se forma en la picuda cima del Alto del Porrejón; 2017m (33 min. desde el collado de las Lagunas).

..
 
Cerca de La Buitrera

Descendemos con dirección norte hacia la amplia escotadura que forma el collado del Cervunal. Atravesamos el collado ascendiendo a media ladera y bordear por un estrecho sendero la loma oeste del Cervunalillo. Encontramos algunas marcas amarillas mientras progresamos hacia la siguiente cima y alcanzamos una estrecha portilla que nos ofrece una bellísima panorámica sobre el valle del río Lillas y el Hayedo de Tejera Negra. A partir de aquí el sendero no es tan definido, aunque no ofrece ninguna duda cual es el itinerario que debemos de seguir ya que el vértice geodésico que hay sobre la cumbre de La Buitrera; 2038 m (27 min. desde el Porrejón) nos sirve de guía en nuestra progresión. Merece la pena pararse un rato en la cima para poder disfrutar de la amplia panorámica que tenemos en todas las direcciones y si el día acompaña se pueden divisar las sierras de Urbión y de la Demanda.

Nuestra travesía continúa hacia el norte por la parte alta del Cerro de Mesa Peñota por un terreno bastante cómodo de andar. Poco a poco nos dejamos caer ligeramente a la izquierda en dirección a unas afloraciones rocosas que tenemos algo más abajo. Las superamos en dirección oeste, siguiendo los hitos que nos ayudan a tomar el mejor camino, primero por la izquierda del roquedo, para mas tarde pasar por una brecha al lado derecho y descender directamente hasta el collado de El Hoyo y atravesar la Pradera de Zopégado.

Desde aquí seguimos dirección oeste superando un fuerte aunque corto repecho, que nos sitúa en lo alto de la loma occidental de collado, para enseguida volver a perder altura en dirección noroeste hasta un pequeño collado. Superamos un breve tramo que nos lleva hasta el Pingote y continuamos ascendiendo por un terreno de menos pendiente. Se llega a un punto donde encontramos dos caminos que siguen paralelos; aunque los dos llevan al mismo sitio, nosotros elegimos el de la derecha que aunque más estrecho parece que nos lleva de forma más suave hasta la cima de Cerro Gordo; 1904m (48 min. desde La Buitrera).

Continuamos por el cordal con dirección norte, descendiendo hasta el Calahorro y poco después al Collado Cimero. Una barrera rocosa parece que nos impide el paso, pero según nos vamos acercando vemos una buena cantidad de hitos de piedras que, estratégicamente colocados, nos llevan sin ningún problema hasta la cima de Pico Merino.

Descendemos unos metros ligeramente a la derecha del pico donde encontramos dos canalizos; se desciende por el de la derecha destrepando unos cuatro o cinco metros sin demasiada dificultad. El sendero baja ahora por una zona bastante erosionada, poco a poco entramos en la vegetación y la pendiente se vuelve más suave según nos acercamos al collado que nos separa de La Romerosa. Ascendemos ligeramente por una estrecha canal situada en la parte oriental del pico, derecha según hemos llegado, por un terreno donde el sendero busca el mejor paso entre las rocas y la vegetación. El caminillo gira a la derecha y se separa de las paredes rocosas (atención a este punto), para seguir perdiendo altura y alcanzar sin mayores dilaciones el Collado de la Fuente; 1625m (40 min. desde Cerro Gordo). Si nos damos la vuelta y miramos en dirección a las peñas que hemos dejado atrás, veremos una cruz metálica, en sus proximidades hay una fuente.

Directamente desde el collado se busca un estrecho sendero que pierde altura hacia el oeste, izquierda según hemos llegado, introduciéndose de lleno dentro de un frondoso bosque de robles. Se pierde altura de forma suave y gradual hasta alcanzar una alambrada que salvamos por una puerta y nos adentramos en un amplio pinar tras el cual se esconde la Ermita de Hontanares; 1420 m (23 min. desde el Collado de la Fuente; 3h 28 min. desde el inicio de la marcha).

Los tiempos indicados en esta descripción son netos de andar, a ellos habrá que sumar los que se gasten en descansos, comer, hacer fotografías o simplemente admirar el paisaje. A modo indicativo requiere entre 5 h. 45 min. y 6 h. 15 min. para realizar la marcha si agobios

Nota: para realizar esta travesía hemos dispuesto de dos coches, uno en el Puerto de la Quesera y el otro en la Ermita de Hontanares.

© Guillermo Amores octubre 2005

 

 

<< C. Madrid