¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Canarias
Choza Sventenius-Fuente de Mesa
(PARQUE NACIONAL DEL TEIDE)
.....
   Panorámica del Valle de la Orotava


Choza Sventenius
-Fuente de Mesa

(PARQUE NACIONAL DEL TEIDE)

Ver croquis>>

....
 
Carretera TF-21 hacia Las Cañadas
 
 
Señal en Choza Sventenius

Domingo 8 de octubre de 2006. La Choza Sventenius es un punto en la carretera TF-21, entre los kilómetros 29 y 30, llamado así en honor al botánico y naturalista sueco Eric Sventenius Sventenius que vivió muchos años en Canarias, concretamente en La Orotava y fue uno de biólogos del Jardín Botánico del Puerto de la Cruz. Pasó muchos años estudiando la flora de la isla siendo descubridor de muchas de las especies endémicas que conocemos hoy en día. Luego marchó a Gran Canaria donde fue nombrado director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, muriendo repentinamente en un accidente de tráfico en el año 1973.

Esta ruta comienza en el mismo punto de partida que la de la cumbre de La Fortaleza, por la pista forestal, no obstante a unos doscientos metros del comienzo hay una desviación a la derecha, después de rebasar una barrera de hierro que impide el paso a vehículos, que se adentra por un estrecho y sinuoso sendero entre un precioso bosque de pino canario (Pinus canariensis).

El camino por la senda se hace muy agradable y discurre por la zona conocida como Los Picachos dentro del Parque Natural de Corona Forestal. Al principio discurre casi paralelo a la carretera, para luego descender repentinamente por el borde del Barranco Largo y luego se vuelve a desviar hasta llegar hasta la pista forestal que viene desde Bujero del Agua, en ese punto hay una señal de norte geográfico que indica Los Picachos y un cruce de cuatro caminos; de frente sigue el sendero en descenso hasta la Pista Almagre, lo mismo que la pista que viene desde la derecha; a la izquierda sigue la pista hasta una galería de agua en la zona de La Hoya de las Nueces para un poco mas adelante terminar en una ladera justo debajo de Fuentes de Mesa, en la misma galería hay otro cruce a la derecha que desemboca también en la Pista de Almagre; la última opción y la de la ruta que nos ocupa es tomar a la izquierda por la pista que en suave ascenso recorre un precioso pinar idóneo para la observación de aves, si hay suerte puede oírse el inconfundible sonido del Pico Picapinos de Tenerife (Dendrocopos major canariensis), que se encuentra catalogado como en peligro de extinción y cuya población se ha vuelto muy vulnerable debido a los aprovechamientos forestales del pasado. También pueden verse por esta zona otras muchas especies como el Pinzón Azul del Teide (Fringilla teydea) que se mueve por el pinar que rodea el Parque Nacional del Teide, el Petirrojo (>Erithacus rubecula superbu); y el endemismo macaronésico Bisbita Caminero (Anthus berthelotii).

....
 
Refugio de Choza Fuentes de Mesa
Siguiendo esta pista, que es la que viene directamente desde Choza Bethencourt, en el punto kilométrico 26 de la misma carretera, llegamos a Choza Fuente de Mesa, un refugio de montaña al borde del camino en medio del pinar, está dotado de chimenea y aunque esté un poco descuidado puede servir perfectamente para hacer vivac. Por los alrededores se pueden encontrar numerosos Codesos (Adenocarpus foliolosus), Escobones (Chamaecytisus proliferus) y Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus a la vez que en menor medida algún Brezo (Erica arborea) mezclado entre el pinar, siendo alguno de éstos foráneos como el Pino Insigne (Pinus radiata).

....
 
Señales en el cruce de Fuentes de Mesa
Un poco mas adelante está el cruce con la pista forestal que viene de Piedra de los Pastores donde hay varias indicaciones, si se opta por seguir la pista, a unos trescientos metros hay varios sitios donde puede observarse preciosas panorámicas del Valle de la Orotava, justo donde la pista está resguardada con unos muretes de cemento; si seguimos de frente, unos kilómetros mas adelante nos encontraremos con el Mirador de Piedra de los Pastores junto al Roque Chanajiga con vistas espectaculares hacia el Valle de la Orotava. En dirección contraria se llega hasta la Choza Sventenius, así lo muestra un cartel de madera, junto a otro que indica en la misma dirección, Las Cañadas, refiriéndose a Las Cañadas del Teide. Hay otra señal de norte geográfico que indica que este cruce de caminos se denomina Fuente de Mesa. Esta última opción es la que llevará a hacer un recorrido circular para terminar en el mismo punto desde donde partimos.
....
 
El recorrido es por una cómoda pista forestal

Ahora el recorrido es exclusivamente por la pista forestal, prácticamente recta y llana entre el pinar; a poca distancia encontraremos a la derecha, el cauce de dos pequeños barrancos que desembocan en la pista, están atestados de Brezos y Codesos de Cumbre. La siguiente bifurcación a la derecha en fuerte ascenso la ignoraremos, es la que termina en la zona conocida como Recibo Quemado, lugar desde donde parte el sendero número 25 del Parque Nacional. Siguiendo por la pista encontraremos un pequeño murete hecho de piedra que resguarda el camino, otro pequeño barranco cruza la pista, en el que se pueden apreciar numerosas Retamas (Spartocytisus supranubis); mas adelante un sendero se adentra en el bosque a nuestra izquierda, el cual ignoraremos, para seguir adelante encontrándonos otro cruce de pistas al lado contrario del anterior que se une con la pista que va hacia Recibo Quemado. Ya casi al final de la ruta encontramos unos muros de cemento que protegen el camino del Barranco Largo, para unos cien metros después hallarnos con el sendero que tomamos al principio, con lo cual damos por finalizado el recorrido.

Destacar que el Parque Natural de Corona Forestal, el cual hemos recorrido una ínfima parte, está formado por un entramado de pistas forestales que a su vez las cruzan infinidad de senderos y que es paraíso de caminantes ávidos de buscar paz y tranquilidad que éstas ofrecen, dentro de un marco incomparable como es el pinar mas bello que tenemos en la isla, por lo tanto si decidimos ir a estos lugares, cuidémoslos como si fueran propios

 

© Texto y fotografías de Francisco Fariña.

Francisco_farina@yahoo.es

 
Volver al comienzo