¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Canarias
GALERÍA DE RISCO AZUL Y BARRANCO DE LAS GAMBUEZAS
.....
Croquis del recorrido, realizado por Francisco Fariña

 

GALERÍA DE RISCO AZUL Y BARRANCO DE LAS GAMBUEZAS

La ruta que propongo en esta ocasión es una combinación de senderismo y descenso de barrancos, por ello es conveniente tener un conocimiento mínimo de la utilización de las técnicas de rápel. En la mochila debemos llevar una cuerda de 30 metros y el equipo personal de cada uno como es el arnés de seguridad y los diferentes accesorios para el rápel.

Comienzo esta ruta en el sitio conocido como El Pinalete, se llega hasta él por la Calle Eduardo Curbelo F., después de pasar por el Molino Antiguo y los Lavaderos, está el Restaurante Añavingo, en una bifurcación hacia la izquierda sigo hasta donde termine el asfalto. Ese es el lugar ideal para dejar el coche y comenzar a caminar adentrándonos un poco en el Monte Verde.

...
 
Sendero junto al canal de Risco Azul

Veo varias arquetas por donde pasa el agua, y en la segunda paro y me fijo un poco en un sendero que se adentra hacia la derecha, alejándome del Monte, lo tomo, a nuestra izquierda esta el canal de agua y observo como se adentra en la roca, sin ninguna posibilidad tengo que meterme por los túneles, que son varios, por lo que se hace necesario llevar una pequeña linterna y ya que voy a descender por el barranco y he traído casco, pues aprovecho y me lo pongo para entrar en estos huecos, son tres, pequeños y luego encontraré otro un poco mas largo que me llevara directamente a la Galería Risco Azul. En los tramos en los cuales no hay túneles puedo observar algún madroño (Arbutus canariensis) y Hayas, todo esto mezclado con algún Palo Blanco. Prosigo el sendero, marcado perfectamente, hasta llegar a una antigua edificación que se usaba para los trabajadores de la galería, está ruinosa, en algunos sitios el techo esta derruido, por lo que no conviene estar mucho tiempo debajo de él, echo un vistazo por los alrededores, siempre es conveniente darlo por si encuentras alguna cosa que se pueda aprovechar, como algún carburero antiguo o algo por el estilo. Subo por una pequeña pendiente y enlazo con otro sendero que viene desde el Monte Verde y que me lleva directamente a otro túnel, éste un poco mas largo que los anteriores, a su salida, a mi izquierda, hay una pared totalmente vertical y a la derecha el fondo del Barranco de Las Gambuezas por donde luego hago el descenso, más adelante encuentro un puente que tengo que cruzar, tiene poco espacio ya que es un canal de agua, aunque está en buen estado de conservación, sólo son unos metros para luego llegar a un llano rodeado de grandes paredes verticales donde está la boca de la galería y el cuarto de su maquinaria, por cierto muy bien conservada.

...
 
Una de las bocas del último túnel.
  Puente con la cascada al fondo
  Vista general desde la cascada

Hay un par de almendros muy grandes y tabaibas de monte con codesos y jaras. Es un lugar muy agradable para estar, sobre todo en verano, ya que las grandes paredes impiden que el sol incida directamente en el suelo y por ello es un sitio muy fresco. Observo la gran cascada seca que baja desde el Barranco de Las Gambuezas, debe tener unos 60 o 70 metros y en el centro una hoquedad, que es por donde pasa otro canal y donde hay un anclaje de tipo químico que se usa para el descenso integral de éste barranco. No corre agua por éste barranco, los descensos que hacemos en la Isla son por lo general descensos secos ya que toda el agua de nuestras galerías están canalizadas, menos algunos como el de Los Carrizales y el de Los Cochinos y alguno que otro más.

Después de estar un buen rato observando todo éste paisaje e imaginando como nuestros abuelos venían aquí a trabajar y no bajaban al pueblo hasta el domingo con el jornal de la semana para llevarlo a sus familias, y bajar al pueblo en burros, mulas o simplemente caminando, con una pocas "perras" para poder subsistir. Uno piensa que aquellos tiempos fueron mejores, pero la verdad es que pasaban muchas penurias; gracias a toda esa gente de antes, tenemos lo que tenemos actualmente y podemos visitarlo e imaginarnos como trabajaban para subsistir.

...
Uno de los primeros saltos
 
 
El salto más espectacular en cuanto a belleza

Por el sendero que he venido puedo regresar en dirección al Monte Verde y caminar un poco por su interior siguiendo el canal y luego bajar hasta El Pinalete, lugar donde dejamos el coche; pero decido hacer el descenso del barranco hasta la carretera. Para ello me equipo para la ocasión con el arnés de seguridad, casco, guantes, mosquetones y descendedor y cojo la cuerda de 30 metros. El camino hacia el descenso es evidente, ya que discurre por el cauce del barranco, es muy sencillo, por eso he decidido bajarlo sólo, si no fuera tan fácil hubiera venido con alguien, de todas maneras siempre aconsejo salir acompañado o por lo menos dejar dicho donde vas.

El descenso consta de unos 6 u 8 saltos de no mas de 15 metros de alto, sin dificultad aparente alguna, y muy bien equipado con anclajes químicos totalmente nuevos; al llegar al final, por un canal de agua, me tengo que fijar muy bien en la salida hacia la carretera ya que puede perderse el camino y obligarme a meterme en alguna finca particular, luego al llegar a ésta, camino unos cientos de metros hacia arriba hasta dar con el coche.

NOTA: Las fotografías del descenso son de otra ocasión que fui con mis colegas Fermín, Roberto y Valentín.

 

© Texto y Fotografías de Francisco Fariña.

 
Volver al comienzo