¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< Canarias

CHIPEQUE -SENDERO DE LOS ÓRGANOS

.....

Uno de los numerosos pitones de la ruta
...

CHIPEQUE -SENDERO DE LOS ÓRGANOS
(ARAFO - LA OROTAVA)

Ver croquis>>


Domingo 2 de octubre de 2005; la carretera TF-523 que parte desde Arafo hacia el Parque Nacional del Teide es uno de los accesos más vistosos y transitados de los que existen en la actualidad para visitar este espacio protegido. Después de recorrer sus 18 kilómetros, llego a la carretera dorsal TF-24 que va directamente hacia el Parque Nacional. En el kilómetro 26 hay una entrada a la derecha señalizada como Mirador de la Cumbre que lleva a dos miradores, el primero hacia la parte sur de la Isla, que en un día despejado se puede contemplar gran parte de esta vertiente insular y el otro hacia el norte, con unas panorámicas inmejorables del Teide y del Valle de la Orotava. Un poco mas delante de esa bifurcación hay una entrada en forma de pista forestal con un letrero de madera clavado a un árbol que indica que no tiene salida, y efectivamente es así, pero hay una pista de reciente construcción que baja por la pendiente del Lomo de la Resbala, ya dentro del término municipal de La Orotava y que va a enlazar con la pista de Aguamansa y con otra llamada Lomo Negro en el municipio de Santa Úrsula
..
 
El valle de La Orotava

La ruta empieza en esa pista de fuerte pendiente, muy estropeada por el paso de vehículos 4x4, está bordeada por pinar canario (Pinus canariensis) y vegetación típica de zonas forestales como la Jara (Cistus symphytifolius) y el Codeso de Cumbre (Adenocarpus viscosus) a la derecha puedo divisar, entre el pinar, el Mirador de Chipeque. En una curva se abre un claro desde donde hay una panorámica excelente del Valle de la Orotava y de la cara norte del Teide, puedo distinguir también el barrio de Aguamansa y mas al sur el de Pinoleris, ambos pertenecientes al T.M. de La Orotava; también la zona turística de Puerto de la Cruz está presente. En primer plano el Barranco del Infierno (que no es el de Adeje) y al fondo, entre pinar, la pista forestal de Aguamansa. A un lado del camino se eleva un Dique Compuesto, formación rocosa de origen volcánico que se erigió cuando el magma ascendió en forma de chimenea a la superficie y se solidificó; estas formaciones suelen aparecer aisladas destacando como grandes paredones.              

Sigo el descenso, ya menos pronunciado, hasta hacer una parada en un lugar donde grandes rocas se elevan entre el pinar, desde lo alto de ellas el panorama es aún mas espectacular, el día está completamente despejado con un cielo radiante, sólo algunos cúmulo-nimbos se distinguen en el horizonte, mas o menos a la altura de la Isla de La Palma. Sigo el camino hasta alcanzar una bifurcación donde grandes pinos insignes (pinus radiata) son los protagonistas, se diferencian del pino canario por su copa mas redondeada y su mayor porte; éstos fueron introducidos en las repoblaciones que se realizaron en los altos del Valle de La Orotava hace unos 45 años y que han ido degradando la vegetación autóctona no dejándola crecer en su plenitud. La vista alcanza desde el Lomo de la Resbala en primer plano, cubierto de un verde pinar, descendiendo hacia Pinoleris, pasando por el Valle de La Orotava al completo y hasta la Montaña de Taco en Los Silos, y hacia el norte la masa arbórea del Parque Natural de la Corona Forestal que limita con la cumbre dorsal de la isla y el Parque Nacional del Teide. La pista forestal sigue cuesta abajo hasta enlazar con la que viene de Aguamansa y hay otra bifurcación a la derecha que enlaza con la Pista de Lomo Negro hacia el término municipal de Santa Úrsula, siguiendo en sentido contrario para hacer un recorrido circular hasta llegar a este mismo punto donde estoy. La vegetación está fundamentalmente compuesta por Jaras, Brezos (Erica arborea) y algún helecho (Pteridium aquilinum) en los bordes mas húmedos de las pista.
..
 
El sendero está escondido entre los codesos

El sendero de los órganos lo encontré por casualidad y está justo en este cruce de pistas en el que estoy, a la izquierda y tan escondido entre codesos que casi no lo veo, gracias a un mojón hecho con piedras lo descubrí. Comienza un camino estrecho y muy definido entre pinar mixto combinando pino canario y pino insigne, tapizado de pinocha, incluso delimitado en algunas ocasiones por un murete de piedras hecho para que no se desmorone al paso de los tramos más expuestos. Hay numerosos Codesos de Cumbre acompañados por Brezos y Escobones (Spartocytisus filipes) y en las ramas mas secas de las Jaras cuelgan cuantiosos líquenes (Usnea articulata).

..
 
En primer plano Roque Gordo
 
La senda serpentea por el borde del barranco
 
 
Bejeque (Greenovia aurea)

Llego a una zona de derrubios procedentes de las altas laderas de la dorsal, estoy mas o menos a la altura de Montaña de Joco (1.964 m.), en la carretera TF-24 y donde nace el Barranco del Infierno que desemboca en la Montaña Mamio; los diques basálticos afloran entre el pinar cortando perpendicularmente elbarranco y formando en algunos puntos altos pitones desde donde me puedo asomar para divisar mejor el paisaje, como el Roque Gordo (1.650 m.). Antes de este Pitón y bordeando la cabecera del barranco encuentro una zona expuesta que puede producir algo de vértigo donde los Bejeques (Greenovia aurea) pueblan casi toda la pared. Subo al Roque Gordo y desde allí veo como el camino serpentea terminando de cruzar el barranco para adentrarse luego en un pinar más denso. Saco algunas fotos y disfruto un buen rato del paisaje que me ofrece la naturaleza, siempre con el Teide como protagonista. Por aquí encuentro el Chagorro o Salvia Blanca (Sideritis oroteneriffae) que se utiliza mucho para infusiones, la Malpica (Carlina xeranthemoides) una especie de cardo de las zonas altas de Tenerife y la Magarza (Argyranthemum foeniculaceum). Una vez he cruzado esta zona, encuentro un pinar mas denso que en suave descenso me va llevando a la cabecera de otro barranco, es el Barranco de la Madre, que como todos los barrancos, tanto de la parte sur como de esta parte norte de la isla nacen en la cordillera dorsal hacia las costas llevando el agua de sus escorrentías y filtrándolas en los acuíferos mas importantes. El mar de nubes va ascendiendo desde el noroeste hacia aquí por las laderas de la Corona Forestal, sigo mis pasos por el precioso sendero esta vez por un tramo mas llano y pedregoso bordeado por Codesos de Cumbre, jaras, Escobones y por supuesto pinar. Mas adelante encuentro un cruce de caminos, hay grandes pinos centenarios, uno de los cuales está breado (técnica que se usaba antiguamente rajando el tronco para sacarle la savia o resina al árbol con fines medicinales y de otro tipo) y una atalaya en un claro del monte desde donde puedo distinguir el paso de la carretera TF-21 que parte de La Orotava y va hacia el Parque Nacional del Teide, así como la piscifactoría que hay en el Barrio de Aguamansa y desde donde parte el sendero que viene a concluir en este lugar, a partir de aquí sigue la senda hacia la Montaña de la Crucita (2.057 m.) denominándose Camino de Candelaria, este es un camino histórico ya que era utilizado por los Guanches en su trashumancia de ganado de sur a norte y actualmente es transitado por infinidad de romeros de la parte norte de la isla que cada 15 de agosto van a visitar a la Patrona de Canarias, la Virgen de Candelaria, en el municipio del mismo nombre. Cuando éstos llegan a la Montaña de la Crucita, en la carretera TF-24, siguen por la pista forestal que desciende cruzando la Caldera de Pedro Gil hasta el municipio de Arafo y desde allí hasta la costa, en Candelaria.

En este punto en el que estoy diviso el Roque de la Escalera, el Roque Grande y por debajo de ellos la zona de Los Órganos, zona de interés hidrológico, ya que hay varios nacientes y galerías que abastecen toda el Valle de la Orotava así como la zona turística de Puerto de la Cruz y aledaños. Existe una ruta llamada Ruta de los Molinos que recorre parte de este espacio natural y que pasa por las diferentes construcciones en las que se dividían los aprovechamientos hídricos del lugar, como el Acueducto de Aguamansa, los Cincuenta Chorros, entre otros.

..
 
Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

El mar de nubes ha cubierto prácticamente toda la costa y mientras regreso sobre mis propios pasos sigue subiendo hasta cotas mas altas, dejando solamente al Teide y la masa forestal circundante al descubierto, con un sol radiante y el cielo tan azul que me da la impresión de que me he quedado solo en este mundo, ya que no veo ningún rastro de población ni de vida, sólo una bandada de Pinzones (Fringilla coelebs) que revolotean muy cerca de donde voy. A medida que regreso echo una mirada al grandioso Teide y voy tirando alguna foto al paisaje, deteniéndome en los claros y cerros que he estado antes, porque el paisaje aquí merece la pena ser visto miles de veces. Cuando llego a la pista forestal del principio parece como si hubiera salido de un lugar fantástico; y efectivamente lo era, porque aquí en Tenerife aún existen lugares mágicos, pero hay que saberlos encontrar.

© texto,fotografías, e ilustración Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es

 
Volver al comienzo