¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Canarias
Barranco de Los Cochinos
.....
Arriba y a la izquierda: caserio de Las Moradas.
...
Barranco de Los Cochinos

El espacio que vamos a recorrer es la zona alta del Municipio de Los Silos http://www.lossilos.com/, en el norte de Tenerife. Es un Municipio muy pintoresco cuyo centro histórico esta en la Plaza de la Luz, cuya Iglesia llama la atención por estar pintada de blanco y al frente de ésta esta el Convento de San Sebastián remodelado recientemente.

 
 
La Hendidura
 
 
Un decanso en el descenso
 
 
La casacada más alta del Barraco

El camino comienza por la calle Susana que esta justo al lado de la Iglesia recorreremos ésta, que está asfaltada y a pocos minutos encontramos una desviación a la derecha con firme de cemento, la seguimos sin desviarnos, más adelante encontraremos una señal que nos indica que nos adentramos en el Parque Rural, siguiendo el camino encontramos un pequeño puente de piedra que cruza el cauce de un pequeño barranco, la caminata se hace un poco dura por su desnivel, sobre todo en días calurosos. Hay que tener cuidado con este sendero porque tiende a perderse por la vegetación, principalmente por zarzas que son muy incómodas.

Alejándonos unos metros a la izquierda del camino, podemos asomarnos a una pequeña degollada llamada La Hendidura desde donde podemos observar el Barranco que vamos a descender, si miramos al borde del barranco que tenemos enfrente, y nos fijamos bien, podemos ver algunos dragos en plena naturaleza.

Antes de llegar a este punto es conveniente también desviarse para visitar el caserío abandonado de Las Moradas, cuyas casas son de estilo canario antiguo. Más adelante ya nos adentramos en el Monte del Agua, el paisaje cambia radicalmente y nos adentramos en un reducto de laurisilva canaria donde podemos observar, si tenemos suerte, la paloma rabiche y la turqué, especies amenazadas y autóctonas de Canarias.

A partir de ahí ya sólo basta fijarse en una desviación a la izquierda del sendero que se dirije al cauce del barranco, cuando lleguemos a la boca de la galería de agua, donde podemos ver la maquinaria de extracción de ésta, será el punto de partida del descenso propiamente dicho.

A partir de aquí se realiza un descenso de barrancos muy sencillo que con un mínimo de conocimientos sobre rápel es más que suficiente, es de destacar dos o tres cascadas de mas de 10 metros de altura y una un poco complicada de unos 15 metros, porque hay un tronco de un árbol que dificulta un poco el descenso.

Cuando veamos que el agua es canalizada acaba el descenso con cuerdas, dando paso a un sendero muy bello por su vegetación, que a veces pasa por terrenos particulares; en una hora u hora y media estaremos de regreso en el mismo punto desde el cual hemos partido, pudiendo ir directamente a la carretera de acceso a Los Silos, donde hay un pequeño parque recreativo o caminando por el canal de agua hacia la izquierda hasta llegar al punto donde estaba el pequeño puente en el cauce de un pequeño barranco, todo esto depende de cómo queramos hacer la combinación de coches.

© texto y fotografías Francisco Fariña julio 2003

....

En un descenso de este tipo siempre recomiendo ir bien equipado; casco, arnés de seguridad con mosquetones y descendedor, algunas cintas express por si hacen falta y por supuesto una cuerda, con una de 40 metros es mas que suficiente. El traje de neopreno no es imprescindible, pero en época de invierno es mas que recomendable porque hay cascadas que no se pueden evitar.
En la fotografía de la izquierda los miembros del grupo equipados para un descenso de similares características.

 
Volver al comienzo