¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Canarias
Tubos volcánicos en Icod de los Vinos
.....

Sección espeleología de la UMA en la entrada de la Cueva de San Felipe.

...

Tubos volcánicos
en Icod de los Vinos

De todos es conocido que las Islas Canarias son de origen volcánico, lo que quizá no sea tan conocido son las cuevas que se formaron mientras fluía lava del interior de los volcanes; son los tubos o cavidades volcánicas, originadas por las corrientes de magma incandescente que al solidificarse la parte exterior por el contacto con el aire, en el interior ha seguido fluyendo la lava hasta que cesa, dando lugar a las galerías que hoy en día conocemos como tubos volcánicos que a diferencia de las cuevas de origen cárstico se forman en un corto espacio de tiempo.

En la Isla de Tenerife, las más importantes se encuentran en el municipio de Icod de los Vinos (http://www.icoddelosvinos.com/) al norte de la Isla, donde podemos encontrar la Cueva de San Marcos, en el acantilado del mismo nombre, la Cueva de San Felipe, en la autopista del Norte y la Cueva del Viento, considerada uno de los tubos volcánicos más extensos del mundo, parece mentira que con éstas características, aún el Gobierno de Canarias, ni siquiera el Cabildo Insular de Tenerife, se hayan preocupado de redactar un Plan de uso para conservar y preservar este espacio natural subterráneo, ya que por cualquiera de sus accesos, se puede entrar libremente y sin ningún tipo de control.

nnn
 
Francis y Valentín en una de las galerías
de la Cueva de San Marcos

La Cueva de San Marcos tiene una longitud aproximada de 1.800 metros y dos bocas de entrada diferentes a distintos niveles, hay que ir dirección a la Playa de San Marcos y en un aparcamiento que encontramos a mano derecha, por el Camino de Las Barandas, donde hay varias vías de escalada, está la entrada a la cueva, no tiene ningún tipo de señalización, así que es conveniente preguntar, su entrada es muy baja y hay que entrar agachado, pero el interior es muy fácil de explorar teniendo amplias bóvedas y diferentes salas y por supuesto muchas bifurcaciones y gateras.

nnn
 
Galería estrecha con estafilitos en el techo en la Cueva de san Felipe

La Cueva de San Felipe está a pocos cientos de metros de la de San Marcos, estando su entrada en pleno arcén de la autopista del norte, es un poco mas complicada que la anterior, ya que tiene más ramificaciones, por lo tanto, si se tiene intención de visitarla es conveniente ir con alguien que la conozca, ya que es muy fácil perder la orientación dentro de las cuevas debido a la oscuridad absoluta y a la falta de referencias, y es difícil encontrar la salida una vez se empieza a penetrar en ella.

nnn
 
Gatera hacia La Puñetera
  Salida de la Gran Puñetera
 
 
Gran pasillo con cornisas lávicas laterales
 
 
Después de disfrutar del "paseo"

La Cueva del Viento, es la más importante y la más extensa, se encuentra en el Barrio de Los Piquetes, en los altos de Icod, tiene unos 18 kilómetros de galerías que se reparten en tres niveles diferentes y es muy compleja de explorar, ya que tiene infinidad de pasadizos, gateras y muchas galerías de diferente tamaño. La primera referencia de esta cueva es de 1779, de J. B. Castro, que exploró la de San Marcos y creía que se comunicaba con la del Viento, pero no era así. A partir de ahí muchos exploradores locales, nacionales y extranjeros se han interesado por ella y han hecho incluso varios estudios topográficos, geomorfológicos y biológicos.

La Cueva tiene cinco entradas diferentes, pero la más utilizada es la de Las Breveritas, empieza con una galería amplia, se puede ir caminando erguido, a unos 300 metros encontramos una bifurcación que sube a la derecha, hay que gatear, se hace un poco pesado el camino porque es ascendiendo, a partir de aquí la cueva empieza a complicarse por la cantidad de ramales y bifurcaciones que hay, las diferentes galerías nos llevan a cantidad de salas y a otros pasillos que si no se entra con alguien entendido podemos perdernos porque es un verdadero laberinto. Los exploradores que han ido descubriendo las galerías y las salas le han puesto nombres muy curiosos, como lo es la gatera La Puñetera y la Gran Puñetera, debido a su estrechez de paso, también las salas tienen sus nombres Sala de la Cruz, donde se cruzan varias galerías, Sala del Vivac, que se utilizaba para acampar y descansar.

La estructura de la cueva es muy curiosa, podemos encontrar desde estalactitas, llamadas aquí estafilitos, hasta cascadas lávicas, que son derrames de lava en forma de cascada, pasando por terrazas laterales, cornisas y bancos, todo esto es por su analogía con los objetos nombrados. Si se quiere visitar estas cuevas, recomiendo contactar con algún experto en espeleología de la Isla, hay diferentes grupos de montaña que los tienen, como por ejemplo la UMA, Unión Montañera Añaza; con un equipo adecuado, como es el casco, guantes, coderas, rodilleras y un buen calzado, y por supuesto el alumbrado necesario, lo mejor es la luz de carburo, pero si no se tiene con un buen frontal y pilas de repuesto es suficiente para pasar un día en las entrañas de esta tierra maravillosa. Lo recomiendo.

© texto,fotografías, e ilustración Francisco Fariña

 
Volver al comienzo