¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Canarias
Un paseo por Garachico
.....
Convento de San Francisco
 

Un paseo por Garachico

Texto y fotografías de Francisco Fariña febrero 2005
francisco_farina@yahoo.es

..
 
Ayuntamiento
 
Iglesia de Santa Ana
 
 
Calles de Garachico
 
 
Parque de la Puerta de Tierra
   

En la costa norte de Tenerife, a 62 kilómetros de la capital de la Isla, yendo por la autopista TF-5 desde Santa Cruz de Tenerife, se encuentra el municipio de Garachico que junto con Buenavista y Los Silos forman lo que se denomina Isla Baja. Su casco urbano se encuentra a unos 10 metros de altitud y tiene una extensión de unos 30 km2 , mereciendo la denominación de Villa y Puerto ya que fue el más importante puerto de atraque de la Isla en los siglos XVI y XVII, por donde entraban y salían todo tipo de mercancías para abastecer a la costa norte de la Isla. Alrededor del puerto, para cuya defensa se construyó el Castillo de San Miguel, fue surgiendo una población compuesta por todo tipo de gente, desde mercaderes y comerciantes, hasta familias mucho más adineradas y nobles, pasando por congregaciones religiosas y hasta todo tipo de artistas, constituyendo un lugar privilegiado para vivir, construyéndose casas señoriales y palacios que hoy en día tenemos el gusto de visitar en su bello casco histórico, como es el caso de la Parroquia de Santa Ana, del siglo XVI, el Palacio de los Condes de la Gomera o el Castillo de San Miguel, así como varios conventos y casas señoriales al más puro estilo arquitectónico canario.

Todo este apogeo económico y de bienestar desapareció con la erupción, en 1706, del Volcán de Arenas Negras, que duró desde el 5 de mayo hasta el 13 de junio en que se consideró totalmente extinguido. Este arrasó la aldea de El Tanque, hoy convertido en término municipal, y parte del pueblo de Garachico. Con la poderosa erupción desaparecieron casas, palacios y hasta la Iglesia de Santa Ana, reconstruida poco después; pero la mayor fuente de riqueza del municipio, su puerto, fue arrasado y destruido totalmente por la furia de las lavas del volcán. El auge comercial que había alcanzado el Puerto y la Villa de Garachico se derivó a otros municipios más importantes, dejando a un segundo plano la importancia que tenía. Los vecinos rehabilitaron sus casas y se dedicaron a la agricultura y la pesca, también hubo un intento de recuperar el puerto, pero sus esfuerzos fueron en vano porque ya las mercancías que llegaban a la Isla lo hacían por los puertos de Santa Cruz y Puerto de la Cruz establecidos definitivamente como puntos neurálgicos de la economía de la región.

En la actualidad, Garachico es paso obligado de turistas y habitantes de todos los pueblos de Tenerife que se dirigen hacia el Parque Rural de Teno a disfrutar de sus maravillas naturales, disponiendo de infraestructuras suficientes para acogerlos como son los restaurantes que ofrecen lo mejor de la cocina canaria en cuanto a pescado y mariscos se refiere. También dispone de un hermosísimo casco histórico declarado por el Gobierno de Canarias en 1994 Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico y que se ha llevado, debido a la belleza de su arquitectura, la concesión de la Medalla de Oro de Bellas Artes como reconocimiento a su trayectoria cultural y artística.

Podríamos hacer un recorrido Histórico y monumental por el casco histórico comenzando por la Plaza de la Libertad también conocida como Plaza de Arriba, donde hay un quiosco de madera de principios de siglo así como un monumento dedicado a Simón Bolívar. Frente a esta plaza está el Palacio de los Condes de La Gomera, construido en el siglo XVI por maestros canteros de Gran Canaria. El Convento de San Francisco de Asís junto a la Iglesia de Ntra. Sra. de los Ángeles fundados ambos en 1524. En la Iglesia, de una sola nave, destaca una talla de Ntra. Sra. de la Luz, una de las más antiguas de Garachico, de 1525 y el Convento alberga la biblioteca municipal, la casa de la cultura, varios museos y el archivo. Anexo a estos inmuebles está el ayuntamiento con fachada de influencias neoclásicas.

La iglesia matriz de Garachico es la de Santa Ana, un bello edificio fundado en 1520 que sufrió graves daños en la erupción de 1706 y que luego fue reconstruida siguiendo los planos originales. En el interior destaca un artesonado mudéjar y varias capillas con retablos barrocos, así como varias tallas religiosas de los siglos XVII y XVIII, destacando la imagen de Santa Ana, del siglo XVI, patrona de la Villa.

Digna de mención es la Casa de los Marqueses de La Quinta Roja http://www.quintaroja.com/, también reconstruida después de la erupción, de arquitectura tradicional canaria con madera de tea labrada, convertida en hotel rural y recomendado en las mejores guías turísticas como de gran calidad.

En el mismo centro urbano también se encuentra la Plaza Juan González de la Torre o Plaza de Abajo en la que está la entrada al Parque Puerta de Tierra, donde aún se conserva el arco de la puerta por donde estaban obligados a pasar todas las personas y mercancías que llegaban al antiguo puerto. En este lugar hay un viejo lagar de madera perteneciente a una antigua hacienda de la Villa y un espacio dedicado a Rafael Alberti.

En las piscinas naturales de El Caletón, se encuentra un paseo muy atractivo a orillas del Atlántico donde podemos visitar el Castillo de San Miguel, mandado a construir por el emperador Carlos I de España en 1575 para la defensa de tan importante puerto, destacan los escudos de la corona española y de varias familias nobles de la época. Desde este lugar hay una vista magnifica del Monumento Natural del Roque de Garachico, declarado así en 1987 y posteriormente definido como área de sensibilidad ecológica por el Gobierno de Canarias.

En cuanto a espacios naturales se pueden destacar varios senderos en la parte alta del municipio, uno que sale desde la ermita del barrio de La Montañeta en suave ascenso hasta una parada de guaguas donde hay una señal indicadora de "Arenas Negras", a partir de ahí se sigue una pista de tierra con un poco mas de desnivel hasta dos kilómetros después llegar hasta el Parque Recreativo de Arenas Negras donde podemos disfrutar de buenos servicios de ocio en la naturaleza y de preciosas vistas del Volcán de Arenas Negras o de Trebejo, que entró en erupción en 1706. La otra opción podría ser partiendo desde el barrio de San Juan del Reparo, descendiendo por las coladas lávicas del volcán, por un antiguo camino de herradura empedrado y acompañado de un precioso pinar canario (Pinus canariensis) con cerrajas (Sonchus congestus) y bejeques (Aeonium canariense), teniendo unas magníficas panorámicas del municipio, para luego llegar al casco histórico de Garachico.

En definitiva que el Puerto y Villa de Garachico es un lugar muy aconsejable y recomendado para disfrutar de un día distinto en la Isla; nos ofrece desde paseos tranquilos por sus calles estrechas y adoquinadas contemplando la maravillosa arquitectura canaria, hasta senderismo por sus espacios naturales, pasando por visitas a su patrimonio histórico y comidas en restaurantes muy pintorescos donde ofrecen lo mejor de la cocina canaria. Será una visita inolvidable, lo aseguro.

© Texto y fotografías de Francisco Fariña

francisco_farina@yahoo.es

 

 
Volver al comienzo