¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Canarias
PICO DEL VALLE
MONTAÑA DE LA NEGRITA
(ARAFO-GÜIMAR)
.

Arriba el Pico Valle.
A la izquierda de estas líneas una vista inusual del Teide, desde la pista.

...

PICO DEL VALLE
MONTAÑA DE LA NEGRITA
(ARAFO-GÜIMAR)

,,,
 
Vista del Teide con el "Sombrero" al comienzo de la ruta.

Domingo 4 de marzo de 2004, carretera C-824 hacia el Parque Nacional, es temprano, son casi las 8'30, el Teide lo diviso con una gran nube en su cima, es lo que llamamos aquí el Sombrero del Teide, hay un poco de nieve a partir de la cota 3.300 y en Montaña Blanca han resistido al sol algunos neveros en la zonas más umbrías.

La temperatura es baja, unos 9 grados centígrados, pero el sol tomará altura y en esta cota en la que estoy, que son aproximadamente unos 2.200 m. también Lorenzo casca de duro, el día amanece despejado y con un poco de calima, aunque por el norte algunas nubes aparecen pero tienden a dispersarse. Después de rebasar el sitio de interés turístico conocido como La Tarta, donde pueden observarse las diferentes capas de materiales volcánicos depositadas por las distintas erupciones del Volcán y desde el cual se tienen unas vistas panorámicas del Parque Nacional y del Observatorio Astronómico de Izaña, aquí hay un mirador especialmente diseñado para este fenómeno natural con un cartel explicativo, así que merece la pena una parada. Siguiendo por la carretera, en el kilómetro 33,5 hay una pista forestal a la izquierda de la calzada con una valla de hierro que impide el paso a vehículos no autorizados por el Parque, éste será mi punto de partida hacia la caminata de hoy. Se trata de una pista forestal que lleva a una zona discreta donde se ubica un lugar especialmente preparada para poner colmenas, actividad permitida y regulada en diferentes zonas del Parque Nacional ya que es tradicional y hace mucho tiempo que se viene realizando con mucho éxito, ya que las mieles que se producen aquí tienen mucho prestigio al ser elaboradas por abejas autóctonas y con flores de la vegetación del lugar como retamas (Spartocytisus supranubius), hierba pajonera (Descurainia bourgaeana), etc. Comienzo a caminar por zona llana, a mis espaldas el Teide y el Observatorio Astronómico, frente a mi la Montaña de La Negrita, pienso que si regreso temprano voy a curiosear un poco por allí, está sólo a unos 500 metros desde el cruce de la pista. Esta zona esta poblada de retama y de hierba pajonera en los tallos de algunos ejemplares mas grandes aún perdura un poco de nieve caída días atrás. Después de pasar el cruce de pistas que lleva a Montaña de La Negrita, llego a una zona que da un aspecto tétrico ya que la vegetación se encuentra arrasada y quemada por un incendio que asoló esta zona el año pasado, en verano, aunque solo sean pocas hectáreas el paisaje da pena. La pista se termina unos metros mas adelante en un pequeño llano preparado para colocar las colmenas, hay bastantes tablas quemadas y basura, supongo que será de los colmeneros.

,,,
 
El "Cuerno" y Laderas de Cho Marcial.
 
 
Recorrido sin camino

Antes de llegar a este punto hay un cruce de pistas, justo ahí, y campo través, sin camino definido van mis pasos hacia las Laderas de Cho Marcial, tengo que buscar el sitio mejor para abrirme paso ya que no hay ningún atisbo de que haya camino. Veo desde aquí el punto culminante donde voy a llegar y también advierto que tengo que crestear por un collado un poco peligroso ya que es una zona volcánica donde hay muchas piedras sueltas, a mi lado izquierdo está la cabecera del Barranco de Casme que baja entre el Lomo del Agua y el risco donde estoy, al final del barranco está la Caldera de Pedro Gil con la Montaña de Las Arenas, mas abajo el Monte Verde y Arafo y en la costa se distingue la Villa de Candelaria y hasta el Puerto Deportivo de Radazul; al otro lado del Pico del Valle o de Cho Marcial veo Los Pelados, la Ladera de Güimar, la ciudad de Güimar y el Malpaís con la Montaña del Socorro, en definitiva, que lo que estoy viendo desde aquí es un espectáculo digno de mención y de una buena cámara panorámica para inmortalizar este gran paisaje.

,,,
 
Hendidura, al fondo la Caldera de Pedro Gil

Voy bajando por la cresta entre retamas, chagorros (Sideritis oroteneriffae) y magarzas (Argyranthemum foeniculaceum) sin camino que me pueda guiar, sólo en algunos pequeños tramos intuyo que antiguamente hubo alguna senda que subía desde la Caldera de Pedro Gil pasando por esta cresta y terminaría en el Teide. Voy ganando altura, pero el camino es descendiente, ya que los riscos del barranco son mas altos, hay pequeños collados donde me puedo asomar y divisar el paisaje que hay bajo mis pies, siempre teniendo cuidado con el vértigo que suele jugar malas pasadas, también distingo en algunos pitones de roca las diferentes erupciones que ha habido por esta zona, hay muchas y grandes piedras sueltas y el riesgo de caídas y de esguinces es bastante alto. La vegetación es la misma que me ha acompañado desde que partí, con algún pino (Pinus canariensis) solitario, también empiezo a ver una pequeña flor muy llamativa que está en el comienzo de su floración, es el alhelí del Teide (Erysimum scoparium).

,,,
 

Montaña de Las Arenas, al fondo, Arafo

Por fin llego a un pequeño valle con un diminuto bosque de no mas de 25 pinos y con dos ejemplares majestuosos de escobón (Chamaecytisus proliferus) que están en plena floración, también hay retamas y codesos (Adenocarpus viscosus). Estoy a una altitud de unos 1960 m. en las Laderas de Cho Marcial, hay varios collados y cada uno tiene una panorámica diferente entre dos de ellos hay una gran hendidura en los riscos desde donde puedo ver, 800 ó 900 metros abajo, el Barranco de Casme, la Caldera de Pedro Gil y la Montaña de Las Arenas. El paisaje de la caldera es espectacular y el volcán se divisa en toda su extensión pudiendo distinguir incluso el sendero que lleva a su cima y la pista que viene desde el valle. Me acerco a la primera cima, frente a mi se alza majestuoso el "Cuerno", es una cúspide en forma de pitón que, desde aquí, tiene unos 100 metros de altura, pero hasta el fondo de la caldera le calculo unos 800 ó 900 metros con un risco cortado a pico hasta abajo, verdaderamente da vértigo incluso verlo, aquí donde estoy también la caída es espectacular así que afianzo bien mis pies y pongo mucha precaución de no alongarme mucho por si acaso. Después de sacar algunas fotos me dirijo a la segunda y más alta cúspide, el "Cuerno", desde aquí hasta su cima no hay camino, me tengo que abrir paso entre grandes piedras y mucha vegetación buscando el mejor sitio para pisar, voy bordeando al acantilado, llego a una especie de hendidura entre el "Cuerno" y el pico que acabo de coronar, veo unas vistas fantásticas de la costa sureste de la Isla hasta el Macizo de Anaga, pasando por Santa Cruz, distinguiendo incluso el nuevo Auditorio y la nueva torre de viviendas que han hecho allí, mas cerca, a mis pies, la Caldera de Pedro Gil y el Lomo del Agua y la Montaña de Las Arenas. Sigo el "camino" hacia la cumbre, voy ascendiendo por tramos y buscando siempre el mejor sitio para poner los pies ya que la ladera por donde voy subiendo acaba unos cuantos cientos de metros más abajo, en el término municipal de Güimar. En cuestión de unos 20 minutos estoy en lo más alto del Pico del Valle, a 2023 metros sobre el nivel del mar.

Ladera abajo veo un gran mojón en la cota 1950 que corona lo que llamo yo la falsa cima, porque desde la costa de este litoral lo que se ve es esa cúspide, no siendo la más alta (en la foto se ve bastante bien). Lo que reina en este lugar en una paz inmensa, solo rota por el canto de una pareja de cernícalos que se atreven a subir hasta aquí, sentado en este lugar y viendo el paisaje que hay abajo me siento dueño de todo; mirando al horizonte, a mi derecha, hacia el sur, la Ciudad de Güimar, limitada por la Ladera y en la costa el Malpais de Güimar y el barrio turístico de El Puertito. A mi izquierda, Arafo, Candelaria y más allá de la Ladera de Chafa, Santa Cruz y el Macizo de Anaga. A mi espalda la Montaña de la Negrita, la carretera dorsal y la Caldera de Pedro Gil, prácticamente veo toda la parte oriental de la Isla; que maravilla.

Miro hacia Montaña de la Negrita, mi próximo destino; el camino se torna en subida y pasando por los mismos sitios por donde he venido, cuando llego al pequeño valle donde están los escobones en flor, me paro para tomarme el desayuno, realmente es un sitio tranquilo a la sombra del pequeño pinar, tengo por seguro que no me encontraré a ningún excursionista por aquí, sólo estos pagos son transitados por algún aventurero "loco" como yo o por cazadores que también son un poco aventureros.

,,,
 
En Montaña de la Negrita

Después del desayuno y con el estómago algo pesado, me decido a "escalar" esta gran cresta, con paso lento pero firme, en algo más de media hora estoy otra vez en la pista forestal. Llego a la zona quemada que pisé esta mañana, la verdad es que el paisaje es de pena, los escasos pinos tienen algunos retoños nuevos y empiezan a regenerarse, pero las retamas y demás vegetación no volverán a crecer. En 15 minutos estoy en el cruce de Montaña de la Negrita, el sol está a medio cielo, hace una brisa un poco fría, la temperatura calculo que está a unos 15 ó 17 grados. Tomo el cruce hacia la montaña, son sólo unos cientos de metros de pista con firme más volcánico, a la izquierda la panorámica del norte de la Isla no deja de acompañarme, entro en una zona con grandes bombas volcánicas, algún pino (Pinus canariensis) saltea el camino, en lo alto de un cerro un pequeño puente natural que forman las piedras me llama mucho la atención, me desvío un momento y voy a curiosear, es un sitio tranquilo donde la imagen del Teide protagoniza la escena, busco una imagen diferente y saco una foto, a la vista está. De vuelta al sendero, entro en zona de más vegetación, las retamas, la hierba pajonera, y los codesos de cumbre son los protagonistas esta vez, la pista termina unos metros mas adelante en una especie de bancales donde se ubicarán los colmenares, ya he dicho que la apicultura en el Parque Nacional está regulada, por eso hay que respetar este entorno.

Antes de llegar al final, hay una desviación a la izquierda que da a un refugio de apicultores, así reza la inscripción que hay en el; por lo visto fue construido en el año 1794 por alguien con las iniciales A.M.F. Desde este sitio sale una senda hacia una cota desde donde se ve con toda claridad la costa norte de la Isla, y más cerca, la carretera dorsal que viene hacia el Parque. Al final de la pista forestal y campo a través, en unos 100 metros, esta la cumbre de Montaña de la Negrita (2241 m.), desde aquí se aprecia, a la izquierda, la parte norte de la Isla hasta el Parque Rural de Teno; a la derecha la parte sur, desde Güimar hasta el Macizo de Anaga; frente a mi discurre el Parque Natural de Corona Forestal, verdadero pulmón de Tenerife y a mi espalda el majestuoso Teide y el Observatorio Astronómico de Izaña. Hace algo de frío y bastante brisa, al abrigo de una rocas disfruto de este paisaje un rato haciendo varias fotos o simplemente viendo la maravilla que me ofrece la naturaleza en este mágico momento.

Ha llegado el momento del regreso, será por los mismos caminos que he venido, bordeando la Montaña de Igueque (2267 m.) antes de llegar a la carretera C-824 donde he dejado aparcado el coche. Desde aquí hasta casa hay una hora escasa, una buena comida y una ducha me dejarán como nuevo dispuesto para otra nueva ruta el siguiente fin de semana. ¿Será en el Parque Nacional del Teide?, aquí las rutas a elegir son infinitas a pesar de ser una Isla y tener sus límites. Hasta pronto.

© Fotos, texto y croquis de Francisco Fariña

francisco_farina@yahoo.es

Croquis sin escala
 
Volver al comienzo