¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Canarias
LA ENSILLADA - ROQUE ANAMBRO - CABEZO DEL TEJO
(MACIZO DE ANAGA)
.
Roque Anambro desde Chinobre
...

LA ENSILLADA - ROQUE ANAMBRO - CABEZO DEL TEJO
(MACIZO DE ANAGA)

 

Domingo 30 de noviembre de 2003,

...
 
Bicacarera (Canarina canariensis)

la ruta que trato de hacer hoy es un clásico del Macizo de Anaga que parte del Parque Recreativo de La Ensillada, situado en la carretera TF-1123 que va hacia Chamorga, pasando por el Mirador del Cabezo del Tejo. El camino discurre en su totalidad por bosque oscuro y húmedo, pudiendo observar las especies mas sobresalientes de la laurisilva canaria como el acebiño (Ilex canariensis), laurel (Laurus azorica), el til (Ocotea foetens) o la bicacarera (Canarina canariensis).

...
 
Entrada a la Zona Recreativa
 
 
Roque Chinobre (910 m.)

Comienzo en el Parque Recreativo de La Ensillada, donde hay, por un lado de la carretera, una zona dispuesta para acampar y por el otro, espacio de esparcimiento con mesas y fogones para comer. De inmediato, el sendero comienza con un pequeño desnivel de subida, es muy estrecho y encajonado, ha llovido y las helecheras están muy verdes y con las ramas muy grandes, incluso en algunos tramos inundan el camino, tengo que tener un poco de cuidado con el firme porque está muy resbaladizo. Después de pasar por una zona llana, vuelvo a subir un poco y enseguida encuentro una bifurcación a la izquierda sin señalizar, es la que lleva a Roque Chinobre (910 m), es casi inapreciable, si no se conoce hay que fijarse muy bien y recomiendo la visita porque se ven las mejores panorámicas del Macizo de Anaga, el sendero es estrecho y recomiendo no salir de él ya que cerca hay un precipicio de considerable altura.

...
 
Roque de Anambro (815 m.)
De vuelta al sendero original y después de bajar un tramo, encuentro un cruce de caminos con unas señales de hierro ilegibles, a la derecha será por donde regresaré mas tarde, por lo tanto no tomaré por ahí, es el Monte de Las Chamuscadas y de frente es mi dirección, de nuevo las helecheras inundan el sendero, pero sin preocuparme de perderlo, ya que en todo su recorrido está muy bien definido, otras cuantas bajadas resbaladizas y de repente encuentro un árbol caído que interrumpe el paso, pero es pequeño y no hay problema en saltarlo, luego a la izquierda hay una gran piedra, La Jurada, era lugar para hacer carbón vegetal. Después de unos minutos y entre la vegetación, sobresale majestuoso el Roque de Anambro (815 m.) con una imagen fantasmagórica que puede impresionar a la vista (lo demuestra la foto), es un buen lugar para un pequeño descanso y para observar el paisaje que me ofrece este magnifico lugar, teniendo cuidado de no salirme del camino y arrimarme mucho al precipicio que cae bajo mis pies. Puedo observar varias vías de escalada en este pitón, seguro que fue paraíso de escaladores, pero advierto también que los anclajes están oxidados y que no es muy recomendable hacerlo no sin antes reequipar las vías con chapas nuevas.

Una aguililla (Buteo buteo insularum) ronda por su cumbre, es el único sonido que se escucha por aquí, es bastante grande y me acompaña un buen rato. Después de refrescarme, ya que hace bastante calor, y de tomar algún tentempié, sigo en dirección al mirador que está escasamente a 20 minutos desde donde me encuentro por una bajada muy pendiente y resbaladiza. Por fin llego al Mirador de Cabezo del Tejo, es el final de una pista forestal acondicionado como terraza natural, está bordeado por una gran valla de madera encima de un muro de piedra que hace las veces de banco para sentarse, es muy amplio y es buen lugar para estar un buen rato observando el espectáculo que me ofrece la naturaleza; hacia el este se divisa el Roque de Fuera y la Playa de El Draguillo, al oeste el Roque de la Animas y la Playa de Almáciga y en lo alto y detrás de mi, el Roque de Anambro y el monte de laurisilva por el que he venido. En un extremo del mirador baja el sendero, en fuerte y resbaladiza pendiente, hacia el caserío de Chamorga, pero esa no es mi intención; si lo es, después de estar un buen rato en este lugar, sacar varias fotos y meter algo en el estómago, seguir por la pista forestal hasta la carretera TF-1123 y desde allí subir por el sendero de Las Chamuscadas hasta el parque recreativo desde donde partí esta mañana.

...
 
Roque de Las Animas y Almáciga

Inicio el camino por la pista , es completamente llana y de firme duro y en algunos tramos resbaladizo pero bueno para caminar, la abundante vegetación hace que incluso deje de verse, ya que últimamente ha llovido y sobre todo las helecheras están muy verdes y enormes. Encuentro dos pequeñas cuevas de poca profundidad que antiguamente se utilizaban como refugio, ya que están muy bien excavadas, un poco más adelante hay un cruce a la izquierda que lleva a una casa en ruinas, es un buen lugar para acondicionarla y hacer un refugio para caminantes.

Me cruzo con varios grupos de excursionistas extranjeros que van caminando hasta el mirador, me saludan muy amablemente, me gusta ver a estos "guiris", sobre todo alemanes, seguir estos caminos porque son muy respetuosos con el medio y reconocen la belleza de los paisajes que tenemos aquí. Después de pasar por varios tramos muy resbaladizos, ya que el agua se ha filtrado desde el bosque y cae en el camino incluso haciendo varios charcos, llego por fin a la carretera donde hay una valla de hierro que prohibe el paso a vehículos. He llegado a la carretera que va hacia Chamorga, hay una señal que indica: Chinobre 15 min; Cabezo del Tejo 0,35 min; El Draguillo 1,20 min., justo a la izquierda de la valla es evidente el sendero que sube por el Monte de Las Chamuscadas hacia el parque recreativo, ese es mi destino, lugar desde donde esta mañana partí. Estoy un buen rato en este lugar, respiro tranquilidad, de vez en cuando pasa algún coche y me miran como preguntándose que hago ahí, pero yo sólo me concentro en mi bocata y pienso en que un día mas he disfrutado de las maravillas que me ha ofrecido la naturaleza en estos lugares del Macizo de Anaga.

...
 
Tramo del camino donde hay laurisilva canaria.

Después de saborear tan delicioso bocadillo, me dispongo a subir por el estrecho pero bellísimo sendero que hay hasta el cruce donde estaban las señales de hierro. Es un camino de subida con escalones tallados en el firme y muy encajonado, está muy verde y húmedo, de nuevo las helecheras, que son muy abundantes, inundan todo el recorrido incluso tapándolo en algunas zonas, en 15 minutos estoy en el cruce, oigo voces, son mas excursionistas, esta vez son locales, es uno de los senderos clásicos de Anaga, por ello está muy pateado y siempre hay gente recorriéndolo. Llego otra vez al cruce de Roque Chinobre, me desconsuela no ir porque las vistas son de lo mas espectacular del Macizo, total sólo son 3 minutos hasta allí, no cuesta nada, aunque el carrete de la cámara lo he terminado sólo disfrutaré del paisaje, después de ver el "espectáculo" me doy cuenta de que en una roca, justo al lado del mojón hay una placa en recuerdo a Tomás Fuentes Tabares, no se de quien se trata pero seguro que disfrutó de esta maravilla como yo lo estoy haciendo en este momento.

En unos 20 minutos, estoy en el aparcamiento; el lugar se ha poblado de los clásicos domingueros que llenan el coche con todo tipo de artilugios y rompen todo equilibrio natural, la música es tan alta y el escándalo tal que cuanto antes desaparezca de aquí mejor, así que no tardo nada en meter la mochila en el maletero y escapar de aquí lo antes posible. La verdad es que el refrán de "A quién madruga, Dios le ayuda" me vino al pelo, porque esta mañana temprano cuando llegué aquí, era completamente distinto.

BIBLIOGRAFÍA: ANAGA, excursiones a pie.
(Miguel Pérez Carballo)

 

© Fotos, texto y croquis de Francisco Fariña

francisco_farina@yahoo.es

Croquis sin escala
 
Volver al comienzo