<< Castilla-La Mancha

Rutas por la comarca
de la Sierra de San Vicente

La Cañada Real Leonesa Oriental: Almendral de la Cañada - Navamorcuende - Sotillo de las Palomas - Segurilla

 

La ruta comienza en la calle La Cañada, en Almendral, junto a un gran pilón. Tomamos la Cañada Real en dirección suroeste, saliendo por la ermita de San Sebastián. Cerca de ésta quien lo desee puede tomar un camino entre huertos, con dirección sur, hacia el lugar conocido como Los Majanos, donde se ven los restos de un enorme dolmen. Volviendo a la ermita seguimos hacia el suroeste, sin abandonar nunca la pista principal. Superando varias lomas mientras caminamos entre un bosque mixto de encinas, espinos, enebros y madroños muy bien conservado, llegamos a una casita blanca que nos avisa de la carretera próxima. Crucemos ésta y un poco a nuestra izquierda encontraremos la continuación de la cañada. Tras descender unos 50 metros encontraremos una fuente con abrevadero para el ganado. Enseguida una fuerte cuesta nos lleva a la altura de Navamorcuende, al que puede llegarse quien quiera por una pista que sale a la izquierda.
Merece la pena acercase hasta allí para ver su magnífica iglesia parroquial, de estilo renacentista, construida en el siglo XVI por Pedro de Tolosa, maestro arquitecto que había trabajado en la construcción de El Escorial.

Regresando a nuestra ruta, seguimos hacia el suroeste por la cañada, que ahora se hace amplia y libre de obstáculos, así como desprovista de arbolado en casi 1’5 km.. Sucesivas subidas y bajadas, para salvar pequeños arroyos, nos llevan a través de un paisaje lleno de encinares y retamas, junto al arroyo de Manoteras, hasta que la cañada se estrecha convirtiéndose en un haz de pequeñas sendas. Cuando vuelve a ensancharse podemos ver, al otro lado de unos prados salpicados de grandes fresnos, la ermita de Guadyerbas.

Cañada adelante cruzaremos el río Guadyerbas por un vado y alcanzaremos Sotillo de las Palomas. El pueblo puede rodearse por la cañada o cruzar por el centro, siguiendo el viejo trazado de la vía pecuaria, para continuar hacia el suroeste por un paisaje muy abierto, con grandes fincas en los márgenes del camino. Aquí ya encontraremos las marcas blancas y rojas del GR-63, llamado Senda de Viriato, que seguiremos sin apartarnos de ella. A unos cuatro kilómetros más o menos el GR dobla a la izquierda en dirección a Segurilla, donde termina nuestra ruta.

© Jesús Sánchez Jaén
mayo 2002

..

.....

 

 

Recorrido lineal de unos 17 km., bastante fácil pues sólo tiene 160 m. de desnivel máximo. Se puede hacer en una o en dos etapas, la primera hasta Sotillo y la segunda hasta Segurilla. Optima para hacer en bicicleta.

Puntos de mayor interés: La torre de Almendral y el dolmen, las iglesias de los cuatro pueblos, en especial la de Navamorcuende, herreriana (S. XVI), el bosque entre Almendral y Navamorcuende y la vegetación junto al arroyo de Manoteras.


 

<< Castilla-La Mancha