Si no ves la barras de navegación puedes ir al
inicio de andarines
¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
cuadernos para andarines
¿los conoces?

<< Murcia

Pasear para conocer CARTAGENA

Como gato panza arriba

... llegué directamente a la calle Real después de cruzar el pequeño puente sobre la rambla. Allí dejé el coche, aparcado al lado del Arsenal, que está en el mismo sitio donde Anibal tuvo su puerto

..
 
Teatro romano

No soy cartagenero, y no tuve la suerte de llegar a Cartagena por mar la primera vez que fui, como les pasó a Amílcar Barca, el que la puso donde está, y a Cervantes, cuando regresó de su cautiverio en Argel. Tampoco entré por los pantanos cercanos al Almarjal, como el ejército de Escipión cuando la conquistó, de hecho en el Almarjal ya no hay más pantanos que los espontáneos cuando cae una gota fría, en su lugar crece ahora la ciudad del siglo pasado.

Mucho más modestamente, como corresponde al turistilla que soy, entré en coche por la carretera de Mazarrón, que entra en Cartagena, siguiendo la rambla del Benipila, cerca del barrio de Quitapellejos, y llegué directamente a la calle Real después de cruzar el pequeño puente sobre la rambla. Allí dejé el coche, aparcado al lado del Arsenal, que está en el mismo sitio donde Anibal tuvo su puerto. Cartagena no es grande, se la puede andar, pero no hay sitio que podamos dejar de andar sin perdernos algo bueno, hay que tejerla a pie, así que más vale dejar las prisas y, mejor aún, pensar en volver y disfrutar despacio, han sido muchos los paseos.

Todas las ciudades tienen mucho que ver y, ya sabemos, Cartagena no es Roma, sólo fue una capital del mundo durante unos decenios hace ya más de dos mil años, pero allí sigue, viva como gato panza arriba, con las huellas de todos los que han puesto el pie por allí, que han sido muchísimos, a plena vista, tan a la vista que a veces parece un batiburrillo. Y lo es, pero a Cartagena le va más hablar de un apetitoso revuelto. Confieso que no llegué a Cartagena por casualidad, me llevó una señora de allí.

Para disfrutar la ciudad os propongo una serie de paseos

© Luis Pérez Marcos octubre 2002


 

<< C. Castilla-León