...  

<< Equipo y materiales

Botas
 

suelacañaganchos y anillaslengüetapuntera

El calzado tiene como misión proporcionarnos agarre al terreno y protección frente a sus posibles agresiones. Por tanto, al comprarlo, tendremos que tener en cuenta para que tipo de terreno está diseñado, y cual es en el que nosotros nos pensamos mover.

Si pensamos andar por una zona de montaña necesitaremos un calzado que aminore los riesgos de un esguince de tobillo, y pueda soportar circunstancias climáticas adversas; pues arriba los cambios de tiempo pueden hacer que un sendero fácil quede, en pocos minutos, convertido en un suelo deslizante.

¿UN DÍA, o MÁS?.- Otro factor que debemos tener en cuenta es el tiempo que durará nuestra salida. Si nos vamos a desplazar por caminos y senderos de baja montaña, sin apenas accidentes geográficos, nuestra excursión no va a durar más de un día, y no estamos muy acostumbrados a las caminatas, utilizaremos un calzado ligero, con suela de buen dibujo, y que sujete bien el tobillo, aunque la caña de la bota no hace falta que sea muy alta.

Si vamos a caminar por montaña media o alta montaña, donde tendremos que atravesar bosques, pedreras, neveros, o zonas encharcadas, nuestras botas deben cumplir otras condiciones, sobre todo si nuestra excursión va a durar más de un día. La caña será alta, fuerte y acolchada, la puntera reforzada, y, si vuestras posibilidades económicas lo permiten, suela con cámara de aire -para amortiguar las pisadas sobre el terreno, con un buen dibujo que facilite el agarre, y lo suficientemente gruesa para aislaros de la humedad, pero flexible de modo que permita la articulación del pie.

Básicamente las botas que encontramos en el mercado son de tres tipos de materiales: cuero, tejidos sintéticos y plástico. En algunos casos los dos primeros materiales aparecen combinados. Cuando las compremos conviene que nos fijemos en sus características técnicas, y como se adaptan a nuestro pie. No debemos dejarnos llevar por sus llamativos colores y sugestivas formas.

MARCHAS DE TIPO MEDIO.- Para marchas de tipo medio, unas buenas botas pueden estar hechas con tejidos sintéticos (cordura, simpatex, goretex, termax, etc. que son bastante impermeables y permiten la transpiración), con refuerzos, deberán tener las costuras impermeabilizadas y un buen acolchamiento en caña y lengüeta.

El forro tendrá que ser capaz de absorber el sudor, y la lengüeta se tendrá que ajustar bien al empeine, siendo preferible que vaya unida al resto de la bota, para impedir la entrada de piedrecillas, arena, nieve, etc.

Las botas exclusivamente de cuero, muy adecuadas para la nieve, son casi impermeables - sobre todo si han recibido un tratamiento hidrófugo-, y también permiten la transpiración. Son más pesadas y por lo general más caras que las de tejidos sintéticos, pero más duraderas; muchos son los montañeros de toda la vida que engrasan y miman las botas de cuero que compraron hace años, agradeciendo las veces que, pese a la nieve o el agua, han mantenido los pies secos.

Más impermeables aún son las de plástico, y además son ligeras; pero no transpiran y son caras. Por lo general quedan reservadas para recorridos invernales muy técnicos.

ADHERENCIA.- La adherencia al terreno de una bota está determinada por la suela, habrá que cuidar de que su dibujo sea capaz de proporcionar agarre en terrenos difíciles.

La densidad del caucho también es importante: si la suela es blanda se desgastará pronto, obligando a nuevos desembolsos; pero si es muy dura será fácil que nos resbalemos, especialmente en las bajadas.

NO SÓLO DE ADORNO.- El calzado deberá tener ganchos o anillas que al tensar los cordones permitan una buena sujeción del pie y el tobillo. Tened en cuenta que unos cordones excesivamente rígidos se desatarán cada poco tiempo, que si los dejáis flojos el pie bailará dentro de la bota y que si los apretáis en exceso estaréis dificultando la circulación de la sangre

Y finalmente, elegid para estrenarlas una marcha corta, o incluso un paseo urbano. Si no, llevaos otro calzado de repuesto.

© Joaquín Gª Santamaría


<< Equipo y materiales