...  

<< Equipo y materiales

Botas de montaña
 

Consejos para el mantenimiento de unas botas de montaña

El porqué de los mismos se entiende conociendo los materiales que conforman las botas y su estructura. Las pieles son microporosas, lo mismo que el forro interior de Gore-Tex.

El Gore-Tex es teflón expandido, y su estructura está formada por millones de poros. En concreto, cada centímetro cuadrado de Gore-Tex tiene aproximadamente 1.400 millones de poros, cada uno de los cuales es unas 20.000 veces más pequeño que una gota de agua (por mínima que sea la expresión de ésta), por lo que no podrá penetrar en el pie y permanecerá seco, pero a la vez cada uno de esos agujeritos es unas 700 veces mayor que las moléculas de agua que constituyen el vapor de agua del sudor del pie, por lo que el pie transpira y no retendrá humedad.

...
... cada uno de nuestros pies, en una jornada de actividad intensa, puede llegar a producir el equivalente a medio vaso de agua de sudor
   

Ahora es sencillo entender que, si a una bota Chiruca, le damos grasa de caballo, o cualquier producto que contenga ceras, siliconas o grasas, estaremos cerrando esos poros que encontramos en la estructura de las pieles y del forro Gore-Tex, y estaremos haciendo las botas sin duda más impermeables, pero no transpirarán y los pies acabarán húmedos. Ha de tenerse en cuenta que cada uno de nuestros pies, en una jornada de actividad intensa, puede llegar a producir el equivalente a medio vaso de agua de sudor, que ha de transpirar.

Para una perfecta transpiración también es importante el tipo de calcetines que utilicemos en una jornada en contacto con la naturaleza. Si nos ponemos calcetines de lana, algodón u otras fibras naturales éstas retendrán el sudor y tendremos humedad, mientras que un calcetín de fibras sintéticas ayudará a la transpiración del pie.

Los consejos para el mantenimiento de nuestras botas son:

1.- Tras su uso, dejar airear y secar la humedad de forma natural, a la sombra y a temperatura ambiente. No aceleres el secado acercando las botas a una fuente de calor (radiadores, estufas chimeneas o similar), porque las pieles se deshidratan y acartonan, agrietándose por las zonas de flexión.

2.- Elimina la humedad interior rellenando la bota de papel de periódico.

3.- Cuando estén secas, cepíllalas suavemente para retirar la suciedad, tierra o barro.

4.- Límpialas sólo con un paño con agua tibia o ligeramente jabonosa, y dejar secar de nuevo.

...
...se le pueda dar a las botas un spray hidrofugante de vez en cuando. Pero únicamente si está compuesto de silicona fluorada.
   

Las pieles con las que se construyen los cortes de las botas están hidrofugadas, es decir, que ya suponen la primera barrera que repele el agua y además estaría después el Gore-Tex para garantizar la total impermeabilidad. Ese tratamiento hidrorrepelente no es eterno, y lo único que puede aconsejarse es que se le pueda dar a las botas un spray hidrofugante de vez en cuando. Pero únicamente si está compuesto de silicona fluorada.

Ten en cuenta que las irregularidades de la piel son debidas a la utilización de auténticos cueros naturales.

Elige la talla correcta y pruébate el par completo, ya que los dos pies no suelen ser iguales. Comprueba que tus dedos no rocen con la puntera y asegúrate que el ajuste sea confortable en el tobillo.

Fernando Castiella
Director Comercial de Calzados FAL

suela caña ganchos y anillas lengüeta puntera


<< Equipo y materiales