<< Galicia

Isla de Arosa

Puente construido en el año 1985, que mide unos 2 km.

Isla de Arosa

"Non esquezamos que Galiza era unha insua de rocas ígneas criadas polo lume astral, e que xurdía, alta e forte, dos mares formativos, en cuio caos aínda xacía o que hoxe chamamos Hespaña".( Castelao, Siempre en Galicia)

La Isla de Arosa es un privilegiado ejemplo de la belleza que caracteriza a las costas de las Rías Baixas. Esta hermosísima isla, se comunica con la península (Villanueva) por medio de un puente construido en el año 1985, que mide unos 2 km. La extensión que ocupa, son 7 km2, con una población de casi 5.000 habitantes. Tiene 36 km. de costa y 11 km. de playa. Para acceder a la Isla podemos situarnos bien en Santiago, aprovechando la visita a la catedral, bien en Pontevedra, desde ambas poblaciones esixte combinación de autobuses y trenes, debo decir que los que decidan acercarse en automóvil, pueden hacerlo por la autopista o la nacional 550, aunque debo decir que a mi personalmente me gusta más el recorrido de la costa teniendo que tomar para ello la comarcal G - 1401.

...
 
Faro
 
 
El Santo
 
 
Juan Francisco Mariño autor del texto

La población vive fundamentalmente de la pesca y en menor cuantía de su industria derivada, destacando la producción en bateas de mejillones y las conserveras. El mar es la fuente de riqueza que tienen sus habitantes desde tiempos inmemoriales. Si madrugamos, podemos asistir a la llegada de los barcos con lo pescado en la noche, lo que da un movimiento de personas incesante muy digno de ver. Es la Isla de Arosa un lugar privilegiado para la vida de las aves, lo que le valió la catalogación de una parte de su territorio, como Zona Internacional de Especial Protección para las Aves y su integración en el Parque Natural Complexo Intermareal Umia - O Grove - A Lanzada - Punta Carreirón e Lagoa de Bodeira, este singular paraje se encuentra en Punta Carreirón, no dejéis de visitarlo, pues desde aquí podemos contemplar algunas garzas pescando o espectaculares bandadas de patos surcando los cielos. La variedad paisajística es sorprendente, pues desde marismas, dunares, matorrales, pinos, o el inmenso mar azul, convertirán esta excursión en una de las que nos pueden dejar mejores recuerdos. Debo pedir disculpas a todos por poner tanto énfasis en esta nueva ruta, pero no puedo negar que he nacido en esta maravillosa Isla, pues sin ánimo de describir un folleto dirigido a los turistas en general, no creo necesario describir una sola ruta, pues al ser una Isla no tenemos más que empezar por donde nos parezca mejor y bordeando la costa, subiendo y bajando montículos, (el desnivel no pasa de 100 m) completaremos un sendero circular que encierra muchas sorpresas, en especial una para los amantes del Bulder, les vendrá de perlas, pues disfrutaran de playa y montaña en un solo desplazamiento, pues los llamados "Cons" son enormes piedras graníticas que ofrecen un amplio abanico de posibilidades para practicar sin riesgos (pues la arena es un buen colchón) este deporte de escalada sin cuerda. Un molino de mareas, en la Ensenada Brava, es una buena muestra más de la sabiduría popular y de la estrecha relación que siempre hubo entre la vida de los isleños y el mar. Dominando la Isla desde lo alto, tenemos el Con do Forno, culminado por el Corazón de Jesús, una enorme escultura de Jesucristo construida en 1962. El faro de A Illa se yergue entre las rocas en un paisaje de incomparable belleza. Desde el Mirador del Santo, al pie de su figura, se puede contemplar una maravillosa vista panorámica de toda la isla. Es interesante observar la colocación del pueblo alrededor de las zonas más cobijadas de las fuerzas del mar y el viento. Hacia el sur el Parque Natural do Carreirón, y todo el alrededor de la maravillosa y recortada costa de la Ría de Arousa: O Grove, la isla de A Toxa, Vilagarcía, Ribeira, Boiro, Palmeira...El mar es el padre de muchas de las actividades deportivas y de recreo de nos ofrece la Isla de Arosa destacando sus regatas de dornas, embarcaciones tradicionales de vela, organizadas por la Asociación Cultural Dorna. Al atardecer toda la isla adquiere una singular belleza, es el momento de ir a contemplar la puesta de sol desde los acantilados costeros o las solitarias playas y ver sus colores reflejados en las aguas cristalinas de esta bella Ría. Decir que la Isla es la cuna del pulpo, las almejas, mejillones, navajas, nécoras, centollas etc. Nos da la oportunidad de degustarlas a un precio no demasiado exagerado, por lo tanto amigos que lo disfrutéis.

© texto y fotografías Juan Francisco Mariño
andarin_alcoy@yahoo.es

 


<< Galicia