Si no ves la barras de navegación puedes ir al
inicio de andarines
¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
cuadernos para andarines
¿los conoces?

Galicia>>

Sendero Transourensans
SENDERO TRANSOURENSÁN (GR 56)

Septiembre de 2004

Navegando por el Internet encontré la página web que, acerca del Sendero Transourensán (GR56), mantiene el Club Alpino Manzaneda de Ourense (www.arrakis.es/~ppnovo/cam/send/gr56/). Interesado en obtener más información acerca de este recorrido, escribí a ese club tres cartas por correo ordinario y varios mensajes electrónicos. En ningún momento obtuve respuesta alguna.

Esta actitud que, como mínimo, calificaría de desconsiderada, contrasta fuertemente con la amabilidad y buena disposición de cuantos orensanos íbamos a encontrar durante los cuatro días que duró nuestra travesía.

Tal vez, sin embargo, no fue por desconsideración por lo que no me contestaron de ese club, sino por evitar confesarme en qué deplorable estado de conservación íbamos a encontrar el sendero. La mayor parte de éste está invadida por zarzas y maleza, y las señales del GR brillan por su ausencia. Solamente, y era éste un hecho con el que nos íbamos a sorprender al principio y reir más adelante, en los lugares a donde se había podido llegar en coche se habían colocado unos letreros de madera muy vistosos o pintado la señal rojiblanca. En Cerreda, un paisano a quien habían puesto uno de esos letreros frente a su casa nos informó de que un día habían ido unos hombres a desbrozar el sendero desde allí a Vilouxe, pero que habían dejado el trabajo a la mitad. Luego habían acudido en coche una pareja que puso ese letrero y, siguiendo por la carretera, fueron a poner el siguiente en el punto en que el sendero, teóricamente, debía desembocar de nuevo a la carretera. Nosotros, claro, tras esta explicación y con las piernas ya sangrando por los zarzales que nos las habían arañado antes de Loureiro, optamos también por seguir por el incómodo pero más seguro asfalto.

A pesar de todo esto, la extraordinaria afabilidad de las gentes del país y la belleza de la cuenca del Sil y sierra de Queixa hicieron que disfrutáramos enormemente de esta travesía que recordaremos con cariño como otra más de las muchas llevadas a cabo por tierras de España.

Ya en el bus que nos llevaba de Madrid a Ourense tuve ocasión de obtener información muy valiosa del joven orensano que se sentaba a mi lado. Entre otras cosas me recomendó, para pernoctar, el Hostal Cándido (tel 988 229 607), situado en el mismo centro de Ourense. En él nos albergamos, por 28 la habitación doble, tanto de ida como de regreso. Su dueño, aunque de semblante hosco, nos atendió con educación y diligencia. Además, en los bajos del edificio y formando parte del mismo establecimiento se encuentra la Chocolatería Cándido, de rancio y romántico aspecto. Naturalmente, nos deleitamos para desayunar con unos sabrosos churros con chocolate que nos dieron energía para muchas horas.

©José Miralles (texto y fotos)
jose.miralles@phks.fi

Ver más artículos y reportajes del mismo autor>>