¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<<Cataluña
DE CERBÈRE A ULLDECONA
GR-92 y sus variantes en su recorrido por Cataluña
---

CERBÈRE / CERVERA DE LA MARENDA-PORTBOU

GR-92 DE PORTBOU A ULLDECONA

 

.................

   

En Catalunya, el proyecto del GR 92 viene de lejos, y su realización ha sido relativamente rápida aunque llena de contratiempos. Su primer sector, de Portbou a Badalona, fue inaugurado en 1.988; en cambio, el paso por las comarcas de Tarragona no estuvo completado hasta bien entrados los años noventa, y sólo en 2.003 ha sido publicada en Internet una guía oficial de su recorrido. Al fin, en febrero de 2.004 se ha publicado la topoguía oficial. La numeración del sendero se debe a la conmemoración de las olimpiadas de Barcelona, ya que, según los criterios del Comité de Senderos de la FEEC, le correspondía otro número.

En la Comunidad Valenciana, el sendero no tiene continuidad todavía; actualmente se está trabajando en la recuperación de la Vía Augusta, desde Sant Joan del Pas, en el límite con Tarragona, hasta Villena en Alicante, pasando por Puçol, Sagunt, Valencia, Alzira y Xàtiva; está pensado que algún día el GR 92 recorra todo el litoral mediterráneo desde la frontera francesa hasta Tarifa; y de hecho, es la continuación en España del Sendero Europeo E-10, que atraviesa Europa desde Nuorgam (norte de Finlandia) hasta Tarifa (Cádiz), durante unos 3.000 km. Actualmente, según la web de la E.R.A., está completado el itinerario en Alemania, República Checa y Austria, y sólo en parte en Finlandia, Italia y Francia. En España, además del tramo catalán, ya finalizado y homologado, hay algunos tramos abiertos en la Comunidad Murciana y en el litoral andaluz, especialmente en Almería.

En los casi 580 km. de itinerario en Catalunya, el GR no se separa demasiado del mar; por lo que es un sendero suave, que no alcanza alturas elevadas (la Foradada, en la última etapa, con 671m., es su cota máxima), pero que también atraviesa importantes poblaciones y áreas urbanizadas, recorriendo alguna de las zonas con más atractivo turístico de Europa, como la Costa Brava o la Costa Daurada. Solo en los tramos costeros más poblados se desplaza hacia el interior, por la Cordillera Litoral, en combinación con sus cuatro variantes y el GR 192 de Cambrils a Amposta, que inicialmente fue también concebido como variante, pero al superar los 50 km., se acabó señalizando como sendero de Gran Recorrido.

Ninguna descripción de ningún itinerario puede ser exacta; así, es bastante posible que quien recorra este sendero encuentre diferencias bastante importantes en cuanto a los tiempos de recorrido. Bien, esto depende, evidentemente, de la forma física de cada uno; a algunos les parecerán descritos a velocidad de superhombre (nada más lejos de la realidad.) y a otros les puede parecer una velocidad de tortuga. Como siempre en estos casos, no hay nada mejor que el término medio; pese a las dificultades que supone ir con el cronómetro en mano, los tiempos de las etapas coinciden aproximadamente con el horario previsto en las reseñas de las etapas que aparecen en la página web de la FEEC y de Associació Catalana de Senderisme. Evidentemente, los tiempos de recorrido no incluyen las paradas, únicamente las horas de marcha efectiva. Tanto los nombres de los accidentes geográficos, como la situación y, en su caso, altura de los mismos, responden a la colección de mapas comarcales de Catalunya 1:50.000 del Institut Cartogràfic de Catalunya; aunque también utilicé en alguna ocasión los de la Editorial Alpina, de escala más grande y por lo tanto más detallados, pero únicamente cubren determinadas zonas.

Finalmente, agradecer a Luis García, webmaster y alma mater de Andarines.com, la oportunidad que me brindó para convertirme por primera vez en escritor; a Lluís Arrondo, coordinador del sendero en el Comitè Català de Senders, por la ayuda y la información que me ha prestado en todo momento, y por el mismo concepto, a los responsables de la web de la F.E.E.C. y de Catalana de Senderisme; y un recuerdo para todos los amigos del foro del GR11 de Andarines y de Mendiak.net, especialmente Juan Antonio Holgado, por todo lo que estoy aprendiendo de ellos. y lo bien que nos lo pasamos.

RESUMEN DEL ITINERARIO

En el Alt Empordà, el GR 92 comienza su recorrido en Portbou, a la espera de conectar con la red europea de senderos; en este sentido, me he permitido introducir un bonito itinerario de conexión entre esta localidad y Cervera o Cerbère, primera población francesa. Tras atravesar las ultimas estribaciones de la Serra de l'Albera, llega hasta Llançà y Port de la Selva por la primera línea de mar, enlazando con el GR 11. Atraviesa el macizo del Cap de Creus (parque natural) por el interior, hasta Cadaqués, donde continúa ahora por el litoral sur de esta península; la variante GR 92-0 recorre la vertiente occidental, desde Llançà hasta los Aiguamolls por la Serra de Rodes.

A partir de Roses, entra tierra adentro para cruzar el Parque Natural de los Aiguamolls de l'Empordà, pasando por Castelló d'Empúries, Sant Pere Pescador y l'Armentera, y vuelve por un corto tramo al mar en l'Escala, inicio-fin del GR 1, junto a las ruinas de Empúries, para seguir la escarpada y espectacular costa del Montgrí, ya en el Baix Empordà. De nuevo en el interior, sube al Castell de Montgrí y llega a Torroella, cruzando el Ter y recorriendo ahora bonitos paisajes rurales y poblaciones de arquitectura medieval, como Palau-Sator, Pals y Begur; en Pals nace la variante GR 92.1, que se dirige al macizo de les Gavarres tras pasar por La Bisbal d'Empordà, cruza el valle del Ridaura o Vall d'Aro y conecta de nuevo con el itinerario principal en la Serra de l'Ardenya, junto a Sant Feliu de Guixols.

Al dejar las montañas de Begur, el itinerario entra en el corazón de la Costa Brava a partir de Tamariu, siendo uno de los tramos más variados y bonitos de todo el GR. atraviesa un sinfín de playas y calas, bosques mediterráneos y antiguos puertos de pescadores, como Llafranc y Calella, y cruza las importantes poblaciones de Palamós, Sant Antoni de Calonge y Platja d'Aro por sus paseos marítimos. Para enlazar estas poblaciones, utiliza los concurridos Camins de Ronda, casi siempre junto al mar, y evitando como puede las frecuentes urbanizaciones. Desde Sant Feliu de Guíxols, el recorrido se desvía por la Serra de l'Ardenya pero vuelve junto al mar al llegar a Tossa, para recorrer la parte final de la Costa Brava hasta Lloret y Blanes. Una pequeña variante, el GR 92.2, se dirige desde Lloret por el interior hasta el río Tordera, en el Pla de Can Gelpi (aunque podrá verse afectada por la futura prolongación de la autopista C-32).

En Blanes se hallan las Roques de Sa Palomera, que separan la Costa Brava de la Costa Central Catalana. Debido a la urbanización masiva del litoral del Maresme, el GR 92 se aleja del mar durante un buen trecho. Entra en la provincia de Barcelona remontando el río Tordera hasta el pueblo que lleva su nombre, y empieza a ascender las faldas de la Serra del Montnegre, en el parque natural de Montnegre - Corredor, pasando por pequeños núcleos rurales como Sant Llop d'Hortsavinyà, todavía en la vertiente marítima. El paisaje va cambiando poco a poco, pero sobre todo a partir del Coll de Can Benet, entrando de lleno en una comarca interior como el Vallès Oriental, donde la vegetación responde a un clima mucho más húmedo, con expléndidas vistas sobre el Montseny, el Vallès y toda la Cordillera Prelitoral.

En Sant Martí de Montnegre se cruza con el GR 5 y se dirige a Vallgorguina, última población que encontraremos hasta las afueras de Barcelona; sube hasta el Santuario del Corredor, situado en la sierra del mismo nombre, y a partir de ahí, sigue aproximadamente la divisoria entre el Vallès y el Maresme; por ello cruza varias carreteras que enlazan la costa con la depresión prelitoral, como en el Coll de Can Bordoi, junto a Llinars del Vallès, el Coll de Parpers (enlace con una variante del GR 97), o el Coll de la Font de la Cera, entre Alella y Vilanova del Vallès. En esta zona de la Serralada de Marina hay rápidos accesos a poblaciones como Vilassar y Premià de Dalt, Teià, Alella, Vallromanes o Tiana, así como a las urbanizaciones cercanas.

Antes de entrar en la comarca del Barcelonès, el GR 92 cruza la carretera de la Conreria (Tiana - Mollet), junto al Seminario y la Cartuja de Montalegre, y ya en Badalona pasa por el monasterio de Sant Jeroni de la Murtra, para atravesar de nuevo la Serralada de Marina y aparecer en Montcada i Reixac, cruzando el río Besòs. Aquí comienza el ascenso a la Serra de Collserola, con la ciudad de Barcelona a los pies, desde el Turó de Valldaura (GR 6 y 173) hasta Santa Creu d'Olorda (GR 96), pasando por el Tibidabo y el Baixador de Vallvidrera, y cruza el Llobregat en Molins de Rei, por el puente de la N-340.

Al otro lado de este río, el GR pasa por Sant Vicenç dels Horts y continúa por un tramo con bastantes urbanizaciones, entre Torrelles, Santa Coloma de Cervelló y Sant Climent de Llobregat. A partir de ahí, ya se aleja del área metropolitana de Barcelona y entra en el Parque Natural del Garraf junto al Castell d'Eramprunyà, en Gavà; muy cerca nace la variante 92-3, que atraviesa el Garraf por el norte, pasando por Begues y Olesa de Bonesvalls. Un poco más adelante, la 92-4 hace un recorrido paralelo, por el mismo corazón del parque.

El itinerario principal del GR baja hasta el pueblo de Garraf, junto al mar, y tras volver brevemente al interior, llega a Sitges (GR 5) y sigue de nuevo la línea de la costa hasta Vilanova i la Geltrú. A la salida de esta población, vuelve a encontrarse con la variante 92-4, y se dirige de nuevo hacia el interior, atravesando la Serra de Bonaire para entrar en el Baix Penedès junto al Pantano del Foix, donde confluye la 92-3, y bajar de nuevo al llano, cruzando parte de la Depresión Prelitoral entre l'Arboç y Albinyana. Para evitar otro tramo muy urbanizado al norte de la Costa Daurada, el GR sigue casi paralelo la Autopista del Mediterráneo, y entra en Tarragona, donde coincide con los GR 172 y 65-5.

Tras atravesar el centro de la ciudad, y evitando la zona industrial del puerto, se adentra por la orilla del río Francolí hasta Constantí, donde se separan los tres senderos; aquí se desvía de nuevo al suroeste, hacia Vila-seca, y tras dejar de lado el parque de Port Aventura vuelve a juntarse al litoral a partir de Salou. Es un tramo muy urbanizado por las playas de Vilafortuny, Cambrils, Montbrió y Mont-Roig del Camp y l'Hospitalet de l'Infant, hasta el Coll de Balaguer, donde el GR se separa brevemente del mar para evitar la Central Nuclear de Vandellòs.

Vuelve al litoral a partir de la urbanización l'Almadrava, entrando en el espectacular tramo final de la Costa Daurada, y ya no lo dejará durante un buen trecho. Tras pasar por varias urbanizaciones, con el precioso puerto natural y el castillo de Sant Jordi d'Alfama, pasa por l'Ametlla de Mar y llega a l'Ampolla, portal del Delta del Ebro, siguiendo de nuevo los antiguos Camins de Ronda ahora recuperados, en uno de los tramos más espectaculares del sendero. Atraviesa después el Delta por un terreno totalmente llano, pasando por Camarles y l'Aldea, y cruza el río Ebro para entrar en Amposta por el puente de la N-340, reuniendose aquí con el GR192.

Desde aquí, ya sólo falta ascender a la Foradada, techo del GR en Catalunya, para bajar luego a Ulldecona. Poco después, el GR 92 se adentra en tierras valencianas al cruzar el Pont de l'Oliver, sobre el río Sénia.

© Carles Danon abril 2005

 

 

.. Volver al comienzo de esta página