¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
 

Camino de Santiago

Melide-Refugio de Santa Irene
ETAPA 9:
del recorrido Ponferrada Santiago realizado por Guillermo Amores en 1999

...

La Villa de Melide siempre ha tenido suma importancia en la historia de las peregrinaciones. Conserva dos templos románicos: San Pedro, a la entrada de la población, que ha sufrido un traslado y que sólo conserva su primitiva portada románica, y Santa María, situado a las afueras del pueblo, también de estilo románico, con nave rectangular y testero semicircular. Tampoco podemos dejar de visitar el hospital del Sancti Spiritu, fundado en 1375 y situado frente al monasterio del mismo nombre, que ahora acoge en su sólido caserón, remozado en el siglo XV, un pequeño museo etnográfico. Una vez desaparecido el monasterio, su templo pasó a ser iglesia parroquial. El interior está decorado con frescos del siglo XV que representan a Santiago Matamoros. Melide, cuyos orígenes se barruntan preromanos, fue una de las poblaciones destruidas en el siglo XV por la revuelta de los Irmandiños, levantamiento popular contra el poder feudal que arrasó varias fortificaciones y palacios de esta comarca..

   
 
 
 
 
...

Situados en Melide, se sigue de frente por la rúa de San Antonio para bajar a la carretera de San Martiño. Frente al bar Pilmar, giramos a la derecha para entrar en Santa María de Melide. Junto al cementerio está ubicada la iglesia de Santa María. Cerca de la iglesia, hacia el Oeste, se encuentra el arroyo de San Lázaro, a donde nos dirigimos. Desde aquí, el amplio camino asciende suavemente y pasa por medio del pueblo de Carballal. Tras recorrer unos 700 metros, encontramos una bifurcación, nosotros continuamos rectos para descender, en medio de un espeso bosque de pinos y eucaliptos, hasta el río Raído, que salvamos a través de cuatro mojones. Lugar frondoso y solitario. Tras recorrer unos 500 metros, alcanzamos otra bifurcación que atraviesa el Camino, poco después entramos en el poblado de Raído.

Camino y carretera se fusionan brevemente. Enseguida nos apartamos a la izquierda por el espacioso y sombrío Camino que nos conduce, en algo más de 500 metros, hasta las casas de Parabispo. Descendemos, con bosque a ambos lados del Camino, hasta el arroyo Peixerro (Valverde en algunos planos). Continuando hacia el Oeste y tras pasar por las casas de Peroja, entramos en Bonete; 410m (1 h. 15 min. desde el inicio de la etapa), pueblo formado por dos barrios; de Riba y de Baixo. Resulta agradable el descenso por medio de sus casas y una celebrada fuente ocupa el ángulo de fusión del Camino y la carretera.

El templo parroquial, dedicado a Santiago, es hito orientador para que dejemos la carretera. Tras recorrer unos 700 metros, atravesamos nuevamente la carretera y realizamos la pronunciada bajada al río Boenete. Salvamos el río por un moderno puente e iniciamos un largo ascenso que nos acerca nuevamente a la carretera, la que seguimos hasta apartarnos a la izquierda por el primer camino asfáltico. Estamos en la cercanías de Castañeda. Nada más iniciar el recorrido por esta nueva carretera, la abandonamos por nuestra derecha para dirigirnos al pequeño pueblo de Pedrido, al que llegamos después de recorrer unos 300 metros.

Seguimos hacia Río, pueblecito prácticamente pegado al anterior. Un eucaliptal cubre la colina que tenemos enfrente. Es nuestra dirección. Así pues, continuamos unos metros por el asfalto para abandonarlo enseguida por la izquierda y seguir el Camino, que ahora se dirige hacia la citada loma. Superada ésta, realizamos un largo descenso que nos lleva nuevamente, a la familiar N-547. Continuamos por la carretera nacional durante unos 250 metros. Pronto la carretera por la que vamos, realiza un marcado giro hacia el Sur, justo en este punto, nos salimos rectos hacia el Oeste por un amplio Camino, que nos lleva, después de recorrer algo más de un kilómetro, hasta la entrada de Ribadixo de Baixo. El Camino continúa hacia el Oeste para alcanzar en unos instantes, el barrio de Ribadiso de Riba. A partir de este punto, Camino y carretera se fusionan hasta llegar en algo más de dos kilómetros a Arzúa; 388m (1 h. 57 min. desde Boenete).

Ya dentro de la población, pasado el Km. 573 de la N-547, seguimos la calle que se aparta a la izquierda. En nuestro camino encontramos la iglesia de la Magdalena. Salimos del pueblo siguiendo la misma calle que nos ha conducido hasta el templo parroquial, la calle del Carmen. Ya en las afueras, la calle gira a la derecha. Nosotros seguimos rectos por el viejo Camino. A los pocos metros encontramos la fuente de los Franceses, hoy semiciega y abandonada. Poco después descendemos hasta el regato das Barrosas, que cruzamos por un puente. Tras recorrer doscientos metros, entramos en el caserío de As Barrosas, situado en medio de un robledal. A la vera del camino aparece la capilla de San Lázaro. A los pocos metros encontramos una bifurcación, tomamos la opción de la izquierda. Pasados algo más de 100 metros aparece otra bifurcación, elegimos la opción de la derecha que continúa hacia el Oeste durante unos 500 metros. De nuevo nos topamos con un cruce de caminos, seguimos a la izquierda. A los pocos minutos volvernos a encontrarnos con otra bifurcación, elegimos la que con dirección Oeste, derecha según hemos llegado, nos conduce hasta la localidad de Preguntoño.

Continuamos por asfalto durante poco más de 400 metros, donde nos encontramos nuevamente con la N-547. Atravesamos la carretera por un túnel y tras recorrer unos 200 metros, nos desviamos por la izquierda en la primera bifurcación. Pronto llegamos a Fondevilla y poco después descendemos hasta el regato de Ponteladrón, nombre que sugiere la existencia de un primitivo puente que hoy no existe y que, por ser un paraje solitario, se convertía en lugar propicio para que los ladrones pudiesen atacar a los peregrinos.

Desde Ponteladrón, el Camino asciende entre un espeso bosque de eucaliptos, pinos y robles. Llegamos a la carretera local que va al próximo Fontelas. Atravesamos la carretera e iniciamos un suave ascenso por un camino poco marcado y, que tras recorrer unos 500 metros, alcanzamos las casas de Tabernavella (Quintás en algunos mapas). Desde aquí, por buen camino, dejando a la izquierda la casita del Alto, llegamos a Calzada; 390m ( 1h. 19 min. desde Arzúa).

Pasamos por el centro del pueblo y cruzamos una carretera. Continuamos hacia el sudoeste y pronto dejamos atrás el caserío de Sean. En un paseo agradable entramos en las casas de Calle, pueblo situado a la vera de bosques y muy cercano a la carretera. Atravesandoos el pueblo, descendemos al río Langüelo. Continuando nuestro Camino, enseguida pasamos por los barrios de Outerio y Casal. Cruzamos nuevamente una carretera local y seguimos de frente, en medio del bosque, para alcanzar el poblado de Boavista, pintoresco lugar de aspecto eremítico. Desde aquí el Camino se va acercando a la ya conocida N-547. Tras pasar el pequeño núcleo de Alto, llegamos a Salceda; 350m (55 min. desde Calzada), pueblo con algo más de vida que las poblaciones anteriores.

Camino y carretera se fusionan durante unos 800 metros. Se deja la N-547 por una pista a la derecha, donde está el monumento a Guillermo Watt, peregrino fallecido en 1993. De nuevo retornamos a la carretera, la volvemos a cruzar y ascendemos al alto de Xen, pequeño poblado que corona una colina a 403 metros de altura. Desde aquí, por buen camino, descendemos a Ras, donde volvemos a cruzar la carretera. Al poco de abandonar Ras, entramos en Brea. Descendemos luego a un arroyo y pasamos junto al caserío de Rabina. Aquí se sale de nuevo a la nacional, donde un andadero nos permite coronar el Alto de Santa Irene. Varias casas a ambos lados de la carretera y un par de restaurantes. Las flechas indican un camino por la derecha, pero no merece la pena seguirlo; da un rodeo innecesario para salir de nuevo a la nacional unos metros más abajo. Se sigue por asfalto hasta Santa Irene. Tras pasar a la vera de la capilla dedicada a Santa Irene, continuamos unos 500 metros por la carretera, para terminar la larga etapa en el Refugio de Santa Irene; 360m (1 h. 15 min. desde Salceda; de 8 h. 15 min. a 8 h. 45 min desde el inicio de la etapa, incluyendo descansos)

 

© Guillermo J. Amores 1999

volver al comienzo de esta página