¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
 

Camino de Santiago

Palas de Rei-Melide
ETAPA 8:
del recorrido Ponferrada Santiago realizado por Guillermo Amores en 1999

...

Palas de Rei no ha conservado mucho de su pasado peregrino, pese a ser un lugar importante en el medievo, donde solían descansar y agruparse los peregrinos para afrontar en compañía los últimos peldaños de la travesía. Hoy es un pueblo grande y moderno, pero no el último trasiego a Santiago. Los recuerdos santiaguistas que conserva todavía, son el templo románico de San Tirso, el antiguo Hospital Real y la iglesia románica del Alba.

   
 
 
 
...

La portada románica de la iglesia de San Tirso nos sirve de referencia para salir de la localidad. Por carretera llegamos al río Roxán, y poco después entramos en la aldea de Carballal de Arriba. Hacia el Sur, casi pegadas están las casas de Carballal de Abaixo, a las que descendemos. Enseguida hallamos de nuevo, a la izquierda, el primitivo Camino. Abandonada la carretera, descendemos a un arroyo que forma una pequeña laguna, hoy casi ciega. Por Camino milenario ascendemos a la sombra de robles a un alto, donde se comienza a dominar la cuenca del río Pambre. Pronto descendemos a San Xulián do Camiño, pequeño caserío con un bonito templo de ábside románico. El Camino sigue recto y a los pocos minutos hallamos una humilde casa, La Pallota, hoy se ha construido una nueva a su lado, justo en una bifurcación de caminos. Nosotros seguimos rectos para iniciar un pronunciado descenso que nos lleva al río Pambre. Tras pasar por las casas de Outerio do Ponte, cruzamos el río por un puente y entramos en el barrio de Pontecampaña; 420m (59 min. desde el inicio de la etapa)

Desde aquí iniciamos una prolongada y suave ascensión por un camino hoy poco frecuentado, de viejo aspecto, bajo la sombra de añosos robles. Pasados unos 270 metros dejamos atrás una bifurcación a la derecha y 600 metros después alcanzamos otra bifurcación. Nosotros continuamos hacia el Oeste, alcanzando en pocos minutos el núcleo de casas que forman Casanova, último lugar habitado de Lugo. Pasadas las casas de este pueblo, llegamos al final de la cuesta iniciada en el río Pambre. Aquí tenemos que seguir a la derecha, luego a 100 metros nos apartamos a la izquierda e iniciamos el descenso a la cuenca del arroyo de Porto de Bois. Desde la hondadura del arroyo tenemos un amplio Camino por el que ascendemos hasta Campanilla. Proseguimos por la carretera local que nos acerca hasta Couto y Cornixa. Las casas de Couto todavía pertenecen a Lugo, pero las limítrofes de Cornixa ya se hallan en la provincia de la Coruña. Pocos metros por la N-547 y, a la izquierda, por buen camino, descendemos sobre trozos de calzada romana hasta el poblado de Leboreiro; 450m (1 h. 04 min. desde Pontecampaña). El pueblo presenta un aspecto medieval y está muy bien cuidado.

Desde Leboreiro descendemos por vestigios de calzada hasta el cercano río Seco. Salvamos el cauce por un pintoresco puente de un solo arco, de aspecto medieval, restaurado en 1984. Pronto llegamos a las casas de Disicabo, desde donde nos dirigimos hacia la carretera, cruzando en lugar descampado conocido como de la Magdalena. Pasado el Km. 558, abandonamos la carretera, siguiendo recto, a nuestra izquierda. El recorrido es agradable, con abundantes sombras y profundo Camino gastado por las numerosas generaciones de peregrinación. Alcanzamos el río Furelos, y un gran puente medieval, restaurado, de cuatro arcos de medio punto, siguiendo el Camino que ahora transcurre sobre trozos de calzada romana y que asciende suavemente hasta la cercana localidad de Melide; 457m (1 h. 15 min. desde Leboreiro; de 4 h. A 4 h. 30 min. desde el inicio de la etapa, incluyendo descansos), donde termina nuestra etapa.

© Guillermo J. Amores 1999

volver al comienzo de esta página