¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Castilla - La Mancha
 

RUTA NERPIO-ALCARAZ (realizada en Septiembre de 1997 por Jose A. Pastor)

Etapa 6: Fábricas de Riópar-Alcaraz

Por fin, esta mañana no remoloneamos y antes de las siete ya vamos con las mochilas al hombro. Hemos dormido fatal porque el suelo estaba muy irregular y además han caído algunas gotas de madrugada. En el desayuno hemos decidido acortar en una jornada lo que nos queda de marcha, por lo que en este día vamos a afrontar las dos etapas restantes que nos separan de Alcaraz (este es el motivo del madrugón).

Nos dirigimos hacia Riópar viejo por un carril nuevo que avanza entre chopos y pinos en dirección oeste. A la altura del Arroyo Frío giramos al Norte por una senda bien trazada que remonta el arroyo hacia su fuente. El haber dormido fatal pesa bastante y nos cuesta mucho ganarle metros a la sierra, pero cuando cruzamos la comarcal 415 para entrar en la Dehesa de las Almenaras la visión de la cumbre nos anima y aceleramos el paso.

Llevo a Federico delante marcando el paso y no se le nota el ayuno voluntario que va a hacer en esta última jornada maratoniana. El muy bestia no cenó ayer noche (tras la paliza del Calar del Mundo) y me ha prometido que no probará bocado hasta Alcaraz. Como le conozco bastante bien y controla, le dejo hacer y observo con atención su evolución en el devenir de la jornada.

...
... Oteamos buscando cuál puede ser nuestro camino pero no descubrimos ningún accidente destacado
   

En el punto más alto de la jornada -- las Almenaras -- me zampo dos paquetes de galletas Príncipe que me entran directas a la sangre. Federico está apoyado en unas rocas mirando al Norte: las sierras terminan para dejar paso a la llanura. Oteamos buscando cuál puede ser nuestro camino pero no descubrimos ningún accidente destacado.

Descendemos hacia el norte hasta llegar al Contadero, collado en el que los pastores y ganaderos efectuaban el recuento de sus rebaños al transitar por estos lares. Al volcar hacia el Oeste vemos una pista amplia y nueva ladera abajo. Comparamos con el mapa y advertimos -- no sin cierto pesar -- que es el buen camino: sólo nos falta un alpargatazo de más de 20 kilómetros de carretera para terminar la jornada.

Una vez en la pista-carretera Federico ya deja de hablar porque se encuentra en un estado de concentración límite. En las curvas que nos lo permiten atajamos por entre el monte y tras un par de horas llegamos a la comarcal 415 que desciende del Barrancazo. Por asfalto seguimos caminando cada vez más ansiosos por llegar a nuestra meta. Bajo el sol inclemente de la siesta llegamos a Vianos y unos kilómetros más adelante nos salimos de la carretera para bajar a Alcaraz campo a través.

Vamos ya muy torrados y con muchas ganas de llegar. Sorteamos un bosquete de encinas y, por fin, tras una loma, descubrimos Alcaraz con sus famosas dos torres en la hondonada. Nos abrazamos de alegría y emocionados descendemos por la ladera casi corriendo. Estamos terminando nuestro periplo de seis días de duración con más de 140 kilómetros en las piernas y la ascensión de 3 sierras señaladas: el Calar de la Sima, el Calar del Mundo y las Almenaras. Al entrar al núcleo urbano preguntamos por el pabellón municipal o la piscina para lavarnos y descansar; como no tenemos bus para Albacete en lo que queda día hacemos noche en las puertas del polideportivo. Cuando nos metemos en los sacos por última vez en este viaje sentimos que podríamos haber llegado todavía más lejos. ¿Quién sabe si la próxima vez...?

 

© José A. Pastor

..

<< Andalucía