¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< Portugal

 

MADEIRA, UN PARAISO
PARA EL SENDERISTA

Gonzalo Álvarez. Junio 2007, ningún proyecto ó problema profesional o familiar a la vista. Decidimos, entonces,  tomarnos una semana dedicada al senderismo, totalmente desvinculados de nuestro entorno habitual.Un día de junio, luego de almorzar, valoramos las dos opciones elegidas durante el mismo.

  1. Alpes Austríacos (Innsbruck).- Montaña clásica

  2. Madeira.- Montaña y playa (¿)

Antes de partir y buceando en la red nos enteramos que de playa nada, eso sí, buenas piscinas naturales (ventaja: No te llenas de arena hasta los ojos).Optamos por esta última –Madeira- y comenzamos a navegar por Internet en compras vuelo y hotel  on-line.Encontramos una opción calidad-precio netamente favorable para nuestro bolsillo, de 19 a 26 de junio.El resultado de esta salida ha sido muy satisfactorio.Cuando regresamos nos preguntamos si sería bueno el divulgar nuestra experiencia por medio de nuestro “Andarines.com”. Creímos que sí y nos ponemos manos a la obra.

En primer lugar, la Isla de Madeira, sin perder ciertas similitudes con la canaria de La Palma en  cuanto a  tamaño, origen volcánico, protección medioambiental, turismo no masificado, etc., tiene unas particularidades que la hacen singular:

  1. La abundancia de aguas y su calidad

  2. Los permanentes y abruptos desniveles.

  3. La tupida red de senderos

  4. Las múltiples opciones de montañismo de nivel débil a fuerte.

  5. Las particularidades senderistas de las “levadas”y “veredas”. Las levadas son conducciones de agua procedente de la montaña que se distribuye en forma de pequeños canales, que como una gran red cubren toda la isla y en cuyo margen existe un camino bien conservado dirigido a su mantenimiento como fin primordial y, accesoriamente, con fines senderistas. En aras de evitar desniveles y recorridos “ociosos”, el curso de las levadas atraviesa túneles de diferente longitud. Las veredas son sendas clásicas para comunicar núcleos de población y/o permitir la traslación de personas y ganado en el medio rural.Nos alojamos en un  “hotel-quinta”, que no es más que un palacete transformado en un hotel con encanto alejado del medio urbano. En este caso en el Hotel da Quinta do Jardim da Serra”, antigua residencia del Cónsul de Gran Bretaña en Madeira a finales del Siglo XVIII  y cuya tumba se conserva en el propio jardín del Hotel. Una interesante historia de la relación entre el Cónsul y Napoleón Bonaparte durante la escala en Funchal del barco que a éste conducía hacia el exilio en Santa Elena es muy conocida en la Isla con diversos matices y variantes, según quien nos lo cuente.Dada la excelente calidad y precio, nos permitimos recomendarlo www.quintajardimdaserra.com/

..El primer día tratamos –y digo tratamos por inconclusa- de realizar la ruta Pico Ariero – Pico Ruivo muy corta, bien balizada, vertiginosa. Nos quedamos a la mitad. La niebla y el frío…..sí, un frío húmedo- nos aconsejaron dar marcha atrás. Extrañamente –y no sería la única vez durante la estancia- el  GPS dejaba de recibir señales con frecuencia  por lo que opté por no guardar los trozos de track, aunque sí alguna foto..
ss
...
La Levada do Norte, que, contraria-mente a lo que su nombre nos sugiere, discurría por el sur de la Isla, fue una de las rutas más interesantes por el  placer de la constante contempla-ción del panorama. Imprescin-dible si visitáis las Isla.

ss

wwww

 

 

...
La Levada das Janelas, entre una naturaleza exuberante y constantes túneles y cascada, tuvimos que interrumpirla por aproximarse la noche y la estrechez de los pasillos en el interior de los largos túneles. De hacerla, aconsejamos limitarse al tramo por nosotros realizado

w

wwwwwwww

 

...
Boca da Namorada y Curral das Freiras.-Vertiginosa vereda de alta montaña, un tanto peligrosa para no iniciados y, sin duda, nuestra más impactante.  El sudor durante …..¡el descenso¡- compensa la visión vertical del Curral (pequeño pueblo en el fondo de un profundo valle que más parece un hoyo).
Curral das Freiras = Valle profundo e inaccesible para extraños donde se refugiaban las “freiras” (monjas) durante las correrías de vikingos y otros pueblos, protegiéndose de violaciones probables.

s

eeeeeeee

 

 

...
25 Fontes y Cascada do Risco.- Ruta típica de Madeira (llena –eso sí- de andarines) cuyo único interés radica en lo original de las 25 fuentes y la gran cascada do Risco. Un pájaro (fringila coelebus) nos acompañó permanen-temente durante la pausa del bocata.

sss

ss

 

 

Para cerrar esta reseña no queremos olvidarnos de una recomendación gastronómica: El Restaurante “Santo Antonio” en Estreito de Câmara de Lobos, con su maridaje perfecto de “espetada de carne da serra” y “vino de la casa”.

Nos quedó gana de volver…..volveremos.

Gonzalo Álvarez. Julio 2007