¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< C. Madrid

Ascensión al Pico Abantos

Ascesión al Pico Abantos

Misión difícil, si no imposible, es ser imparcial en la descripción de esta ascensión. En ella nos iniciamos en los primeros contactos con la Montaña, y de ella hemos recibido tanto, que cualquier manifestación desapasionada nos sonaría incluso a ingratitud.

Contaba con apenas trece años cuando realicé mi primera subida al Pico Abantos, en aquella ocasión iba acompañado de un par de amigos de la misma edad. Uno no sabe ni como, ni por donde, pero pronto habíamos conseguido salir de la zona de chalets y nos metimos de lleno en el pinar. Fuimos ganando altura por donde Dios nos dio a entender. Era también la primera vez que estábamos metidos en un bosque tan frondoso, y quizás la vista de una pequeña caseta situada en lo alto de un roquedo nos daba cierta seguridad del itinerario que llevábamos, ya que según decía un "entendido" que venia con nosotros, el camino pasaba por allí. Conseguimos por fin alcanzar la cumbre y continuar nuestro itinerario hacia el refugio de la Naranjera donde, también por primera vez, dormí en un refugio de montaña.

Saqué tanto de aquella aventura, que hoy en día solo repito esta ascensión en muy contadas ocasiones, como si no quisiera que una mala experiencia enturbiara el recuerdo que aún guardo de ella.

Hoy ha sido una de estas ocasiones en la que hemos creído oportuno que debíamos repetir el itinerario, primero porque a mí personalmente me apetecía hacer algo, para ver como me había recuperado de mi accidente en Picos de Europa y, segundo y más importante, en el trabajo se estaba dando la circunstancia de que había un buen número de personas a las que les apetecía hacer una marcha por la montaña. Puesto de acuerdo con Jesús, mi último compañero de aventuras, convenimos que esta ascensión podría suponer un buen itinerario para que todos lo pasaran bien y nos permitiera abrir boca para repetir otras salidas.

Una vez realizada la marcha, podemos decir que todo ha salido a la perfección, buen tiempo, mejor ambiente, paisaje majestuoso y ni una sola queja (y eso que venía Isabel). En fin, espero que la experiencia haya valido la pena para todos. En cuanto a mí, estoy convencido que al igual que recuerdo aquella primera ascensión al Abantos, de ahora en adelante recordaré también la vez que subí con Jesús, Isabel, Paco, María, Dani, Ana, Rafa y Ana Belén, como una de las veces en las que más y mejor acompañado he estado en la montaña.

...
 
Imagen de una ascensión al Abantos

Situados en ala Norte de la lonja del Monasterio de San Lorenzo; 1028m, iniciamos nuestro recorrido, tomando hacia la derecha, según subimos, una pequeña calle que pasa bajo un arco de piedra. Tras subir la escalinata que vemos al fondo, nos situamos en la calle Floridablanca y la plaza del pueblo. Seguimos por esta calle hacia la izquierda; al final de la calle un estrecho callejón nos conduce hacia la calle de Alarcón. Continuando por esta calle hacia arriba, izquierda según hemos llegado, desembocamos en la avenida de Carlos Ruiz, por la que proseguimos hacia el Hotel Euroforum. Poco antes de alcanzarlo, tomamos a la derecha la calle del Pinar, y enseguida la abandonamos por la izquierda para seguir la calle Fernández Shaw.

Continuamos por esta calle sin asfalto hasta el final, pronto nos topamos con el muro de la presa del Romeral. Giramos a la derecha subiendo un corto terraplén que nos acerca hasta la pequeña Plaza de la Fuente de la Bola, haciendo referencia a una fuente situada en el centro de la misma en la que ya no corre el agua. Seguimos esta calle y pronto salimos a la carretera asfaltada. Continuamos por asfalto a la izquierda según hemos llegado, enseguida la carretera hace una aguda curva a la derecha. Justo en este punto (marcas rojas y blancas de GR.) abandonamos la carretera para seguir por un caminillo de tierra, que transcurre pegado a la valla metálica que bordea la presa y que tras un breve tramo nos acerca hasta la Casa Rústica; 1140m (16 min. desde el inicio). La casa queda pegada al lado izquierdo del camino, y un puente nos permite acercarnos a la azotea de la misma y reposar en los asientos de piedra que dan vista al embalse.

Proseguimos por el camino que llevábamos, por un terreno casi horizontal y muy agradable de pasar, que nos conduce hasta el otro extremo del embalse. Un somier de cama hace las funciones de puerta y nos permite el paso hacia unas escaleras por las que descendemos hacia el arroyo del Romeral. El recorrido en dirección contraria a las aguas se realiza por una zona muy agradable, donde el contraste del color en arbolado en la estación de Otoño se nos antoja preciosa. Continuamos nuestro camino, con escasa pendiente, y pronto llegamos a la fuente de la Teja, que queda un poco a la derecha del camino, y algo más adelante alcanzamos la fuente de la Currutaca, ésta queda justo a la izquierda de nuestro itinerario. Un enlosado de piedra, que hace de funciones de tejado de la conducción del agua del arroyo, nos permite seguir avanzando por dentro de la vaguada durante un largo tramo, para abandonarlo por la derecha, cuando su continuidad se hace algo más complicada, para salir a una amplia pista que nos lleva sin ningún problema hasta la carretera. Unos metros más adelante, la carretera realiza una aguda curva a la derecha, donde en el centro de la misma encontramos el muro de piedra del Depósito de Agua; 1200m (11 min. desde la Casa Rústica) cubierto, a la izquierda del mismo corre el arroyo del Romeral.

Desde el depósito de agua continuamos nuestro camino, que ahora sube por un terreno bastante erosionado y con fuerte pendiente. Pronto desemboca en una pista bastante ancha que seguimos a la izquierda, la pendiente se suaviza ligeramente y la pista por la que vamos realiza una curva hacia la izquierda, continua ganando altura y alcanza un punto donde parece que va a comenzar a descender. Sin iniciar la bajada, tomamos un camino a la derecha que gana altura por la ladera con fuerte pendiente, a nuestro paso llegan algunos caminillos por la derecha, que no tomaremos, ya que suelen ser atajos de bajada. Siguiendo pues por el camino principal, ganamos altura entre el pinar. Tras un recodo a la derecha, el camino realiza una larga y ascendente diagonal, y tras un nuevo giro, ahora a la izquierda, alcanza la carretera asfaltada conocida como Horizontal Alta; 1320m (10 min. desde el depósito de agua).

El camino continúa por el otro lado de la carretera, unos metros a la izquierda según hemos llegado. Por una amplia vereda iniciamos el primer zigzag, uno de los muchos que vamos a tener que superar en este largo tramo de ascensión. Pronto alcanzamos una bifurcación, que nosotros tomamos a nuestra derecha, y un poco más adelante confluyen en nuestro camino, por la izquierda, un sinfín de atajos que no recomendamos tomar. Según vamos ganando altura y cuando el sentido del giro es hacia la derecha de la ladera, podemos observar la atractiva arista rocosa que desciende desde Risco Benito y en cuya parte más alta destaca una caseta de piedra. La subida se hace un poco larga; tras un nuevo zigzag, izquierda-derecha, algo más corto que lo precedentes, volvemos a encontrar las señales del GR.10 que alcanzan el mismo punto, subiendo por la ladera más cercana a la zona de rocas de Risco Benito. Después de una pequeña rampa, salimos del pinar, alcanzando un collado, poco marcado, que da vista a la vaguada del Romeral y que nosotros hemos señalado en la tabla de datos como Collado del Romeral; 1549m (26 min. desde la Horizontal Alta).

El camino continua ganado altura suavemente, realizando una larga diagonal hacia nuestra derecha, por un terreno bastante erosionado que transita entre pinos y matorral. Se sale a una zona de praderas inclinadas que superamos hacia la derecha hasta alcanzar, en el centro de las mismas, la Fuente del Cervunal; 1650m (12 min. desde el Collado del Romeral).

Tras la paradilla de rigor, continuamos por detrás de la fuente hasta alcanzar la pista de tierra que llega desde el Puerto de San Juan y que cruza la ladera por la que ascendemos, algo más arriba. Continuamos por la pista, hacia la derecha, en un tramo de escasa pendiente, para por la izquierda, cerca de la cumbre de Risco Benito. A nuestros pies podemos observar claramente el pueblo del Escorial, en el que destaca una bonita estampa del Monasterio. Continuamos por la línea de máxima altura, un poco a la izquierda, para superar el breve tramo que nos separa de la cumbre del Pico de Abantos; 1753m (13 min. desde la Fuente del Cervunal; 2h. 15 min. desde el Monasterio con descansos). En la cumbre hay una cruz y un mojón del I.G.N., desde aquí se tiene una espectacular vista sobre San Lorenzo del Escorial, de la planicie de Madrid y de gran parte de la Sierra del Guadarrama, sobre todo, de la zona que va desde la Peñota hasta La Pedriza.

Desde la cima de Abantos, volvemos por el mismo itinerario que hemos traído hasta alcanzar la pista de tierra cercana a Risco Benito. Alcanzada ésta, la seguimos hacia la izquierda según hemos llegado. En suave descenso llegamos hasta unos 50 metros antes de alcanzar la Caseta de piedra; 1670m (11min desde la cumbre de Abantos) que llevamos viendo desde el inicio del descenso.

Desde las cercanías de la caseta descendemos hacia el Este por una zona que, aunque con fuerte pendiente, permite perder rápidamente altura sin demasiados problemas. No existe camino, pero si seguimos siempre por la zona más lógica pronto alcanzamos un terreno algo menos vertical en el que hay un enorme hito de piedras. Desde aquí, manteniendo el rumbo ligeramente a la izquierda, nos desplazamos entre la arboleda hasta encontrar otro hito de piedras. Continuando en la misma dirección, desembocaremos, en breves instantes, en el Camino de la Solana; 1580m (10 min. desde la caseta de piedra). Este camino, que baja por la ladera oriental de Abantos, se inicia en las cercanías de Risco Benito, pero nosotros hemos querido investigar esta otra alternativa.

Ya en el Camino de la Solana, que en este punto no es más que un estrecho sendero, descendemos hacia el Sur por una zona de abundantes pinos y retamas. Pronto el sendero se ensancha y salimos del pinar dando vista a un amplio collado en la arista rocosa de Risco Benito, conocido como el Portachuelo. Algo más adelante alcanzamos una bifurcación en el que el ramal de la derecha asciende hacia el collado. Nosotros continuamos descendiendo hacia el Sur por el ancho y bien trazado camino que baja por la ladera de la Solana. Pronto encontramos otra bifurcación que nosotros tomamos a la derecha, para continuar perdiendo altura haciendo continuos zigzags por una zona sin arbolado. Tras realizar una amplia diagonal a la derecha entramos de nuevo en una zona de pinar. Este punto está marcado en la tabla de datos como Entrada en el Pinar; 1440m (19 min. desde el Camino de la Solana).

Continuamos nuestro descenso entre pinos, por una zona de agradable paseo y por un camino ancho y muy bien trazado que no ofrece duda ninguna. En nuestro itinerario desembocan un par de bifurcaciones a las que hacemos caso omiso, ya que nuestro amplio sendero es evidente en su descenso hacia la Horizontal Alta; 1320m (17 min. desde la entrada en el pinar). Esta carretera es la misma que habíamos tomado en el ascenso, aunque el punto que alcanzamos ahora está situado más al Este.

Unos metros a nuestra derecha hay una bifurcación en forma de "Y". Hacia el Oeste la carretera continua hacia el Puerto Malagón, y hacia el Este existen dos ramales, uno es en el que estamos y otro paralelo, situado algo más abajo, que desciende hacia el Escorial. Atravesamos la carretera y pasamos al ramal inferior, cruzando al lado opuesto del asfalto. Desde aquí se inicia un camino bastante amplio, que se aleja de la carretera realizando una amplia diagonal hacia el Sudoeste. Tras un largo tramo el camino realiza una curva hacia el Sudeste y alcanza un ancho cortafuegos por el que descendemos con fuerte desnivel hasta la carretera conocida como Horizontal Baja; 1230m (9 min. desde la Horizontal Alta).

Seguimos la carretera hacia la derecha, según hemos llegado. Pronto alcanzamos una bifurcación, nosotros tomamos la alternativa de la derecha para llegar en suave descenso al Depósito de Agua; 1200m (5 min. desde la Horizontal Baja) que habíamos encontrado casi al inicio de nuestra excursión. Desde aquí seguimos por el mismo itinerario que habíamos utilizado en la subida y que nos llevará hasta el mismo Monasterio. Casa Rústica; 1140m (8 min. desde el Depósito de Agua). Monasterio de San Lorenzo; 1028m (14 min. desde la Casa Rústica; 3h. 01 min. desde el inicio de la marcha).

Los tiempos marcados en esta descripción son netos de andar, a ellos habrá que sumar los que se gasten en paradas, comida o simplemente admirar el paisaje. A modo indicativo requiere entre 5 h. y 5h 30 min. para realizar la marcha sin apremios.

Descargar fichero para GPS >>

© Guillermo Amores junio 2005

 

 

 

<< C. Madrid