¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< C. Madrid

La Pedriza


ITINERARIO CIRCULAR

Canto Cochino, El Yelmo, El Tolmo, Canto Cochino (*)

Partimos del aparcamiento para vehículos de Canto Cochino, cruzamos la pasarela de madera que existe sobre el Manzanares y nada más cruzar el río nos dirigimos a la derecha, atravesamos una pequeña pradera, y por otra pasarela de madera cruzamos el arroyo de la Majadilla. Caminamos hacia la izquierda, dirección al refugio Giner de los Rios, y a los 100 metros aproximadamente torcemos a la derecha por una estrecha senda entre jaras, y emprendemos la subida hacia el barranco de los Huertos, depresión formada entre Peña Sirio, a la izquierda, y Cancho Losillo, a la derecha. La pendiente en este primer tramo es considerable, luego se llega a un pequeño rellano, que nos puede servir de lugar de descanso.

Al final del Barranco el camino se bifurca: uno hacia la izquierda que lleva a la cara Sur del Yelmo, por el Hueco de las Hoces y otro a la derecha que es el que seguiremos para ir también a ese mismo lugar. Tras la bifurcación el camino nuevamente se pone empinado y en poco tiempo se alcanza un pequeño collado, desde donde se divisa la Gran Cañada.

Nuestro camino baja ahora ligeramente y gira a la izquierda, para continuar por una senda perfectamente visible y señalizada, la Senda Carboneras. Al poco de comenzar la subida mana una fuente que en época estival acaba secándose, continúa de nuevo la cuesta arriba en algunos casos bastante empinada, y así seguimos hasta llegar al collado de la Encina, desde donde se hace menos costosa la subida, que no cesará hasta llegar al pradera Sur del Yelmo, allí podemos encontrar una fuente, repostar las cantimploras y reponer fuerzas. Desde el collado en que avistamos la Gran Cañada hasta aquí hemos empleado aproximadamente tres cuartos de hora. Continuamos ahora hacia el noreste hasta llegar al final de las paredes del Yelmo: El Rompeolas, y desde allí por una ligera cuesta en dirección noroeste llegamos a la pradera norte del Yelmo, bastante más reducida que la sur. Se puede ver el Hueco de las Hoces y también la chimenea por la que escalando se puede ascender a la cumbre.

Continuando con rumbo noroeste, llegamos al collado de la Vistilla (1.652 mts.) y nos asomamos a la Umbría Calderón. Desde este collado se tiene una fantástica vista de la Pedriza posterior, también el risco de La Maza aparece a nuestra izquierda impresionante. Se inicia un fuerte descenso primero por una pedrera en la que hay que andar con cuidado, el camino empero esta perfectamente señalizado con marcas azules, continuamos con la vista de la gran mole de la Maza, así como de todo el Circo de la Pedriza que se cierra hacia levante por el collado de la Dehesilla. La vereda poco a poco va perdiendo inclinación pero continua siendo zigzagueante, al final discurre entre jaras y llega junto al gran Canto del Tolmo, allí hay a una piedra con forma de pirámide donde se encuentra la primera (la última según nuestro recorrido) de las marcas azules y una inscripción en la que se puede leer “ El Yelmo” y una flecha azul que indica su dirección.

Ahora el camino se dirige hacia el Refugio Giner de los Ríos, poco antes de llegar a él existe una fuente dedicada al montañero Pedro Acuña. Tenemos dos opciones para volver a Canto Cochino: 1ª descender a Prao Peluca y después de cruzar el arroyo de la Majadilla, por un puente de madera y nada más atravesarlo seguir hacia la izquierda, continuar por el muy marcado camino, denominado “autopista de la Pedriza”, para en aproximadamente media hora llegar al final de la marcha. La 2ª consiste en bajar por la vereda que marcha paralela al arroyo de la Majadilla y que nos conduce a la pradera del Pradillo, si bien por esta segunda opción el camino está menos transitado y más entretenido, el tiempo es similar al de la “ Autopista”

© Mariano Sánchez (febrero 2002)

(*) Para la descripción de esta ruta se ha tomado la toponímia del mapa "La Pedriza" 1/15.000 editado por La Tienda Verde. El 1/25.000 de editorial Alpina sobre esta zona presenta diferencias sustanciales.

 

<< C. Madrid