¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< C. Madrid

Circuito de Peñalara

En la cumbre de Peñalara, un mes de enero
 

 

La descripición corresponde a una travesía realizada por Guillermo Amores en el mes de abril. Con nieve este circuito sólo es apto para personas que tengan experiencia en el uso del piolet y crampones

Circuito de Peñalara

El Circuito de Peñalara es uno de los itinerarios más clásicos de la Sierra del Guadarrama. La ascensión y la bellísima panorámica que se nos obsequia desde la cumbre más alta de nuestra sierra, el pico Peñalara, serán inolvidables. Pero no solamente será desde este punto donde se nos alegrará la vista, podríamos decir que todo el itinerario es de enorme belleza y, puestos a elegir, casi me quedaría con unos de los rincones más paradisiacos de estas montañas: la laguna de los Pájaros.

Por otra parte el recorrido no ofrece dificultad extrema, siempre y cuando las condiciones meteorológicas sean favorables, en caso contrario podríamos llevarnos algún susto.

Descargar fichero de PowerPoint
con el perfil de la marcha>>

Iniciamos nuestro recorrido en el Puerto de los Cotos; 1848m, ascendiendo un corto tramo de carretera asfaltada. Continuamos por una amplia pista de tierra ganando suavemente altura entre pinares. A los pocos minutos aparece a nuestra izquierda un chorro de agua que mana de un tubo metálico. Poco después realizamos una doble curva, primero a la izquierda y poco después a la derecha. En mitad de ambas curvas se encuentra una construcción de piedra que resulta ser un depósito de agua; 1910m (10 min. desde el Puerto de los Cotos).

Continuamos ganando altura por la pista de tierra. Poco después el camino hace una amplia e empinada curva al Oeste, izquierda según vamos, abandonamos la pista de tierra para tomar una bifurcación; 1985m (10 min. desde el depósito de agua), en dirección a la antigua pista de esquí que desciende de la estación superior del telesilla.

Atravesamos una zona de piornos donde, aunque el camino está poco marcado, no ofrece ningún problema alcanzar una empinada rampa. La ascensión por antigua la pista se hace algo penosa y nos obliga a realizar alguna paradilla para tomar aire. Poco después alcanzamos un pequeño collado donde estuvo ubicada la estación superior del telesilla; 2080m (20 min. desde la bifurcación anterior). Desde aquí, encaramado en lo alto de un promontorio rocoso, se puede ver el refugio de Zabala.

Tomamos un ancho camino que sale a la izquierda, subiendo suavemente por la ladera de Dos Hermanas. Ganamos altura por unos zigzags muy bien marcados hasta donde se acaba el ancho camino, para tomar un pequeño sendero que nos lleva a la primera cima de Dos Hermanas; 2268m (30 min. desde la estación superior del telesilla de Zabala). Desde este punto la vista es espléndida en todas las direcciones.

Descendemos suavemente hacia el norte un breve tramo alcanzando el Collado de Dos Hermanas; 2254m (5 min. desde la cumbre de la Primera Hermana). Mirando hacia el fondo del barranco que tenemos a nuestra derecha, podemos ver nuevamente el refugio de Zabala. Bordeamos por la izquierda la segunda cumbre de Dos Hermanas descendiendo hasta el Collado de la Laguna; 2259m (10 min. desde el Collado de Dos Hermanas). Desde este lugar se tiene una bonita panorámica de la laguna Grande de Peñalara, situada al fondo del barranco a nuestra derecha.

Ascendemos un tramo sin demasiada pendiente, bordeando una zona de rocas por la izquierda. Pronto aparecen ante nosotros unos gigantescos hitos de piedra que marcan el camino por el que vamos a continuar y que nos conducen en primer término hasta la rampa que lleva a la cumbre de Peñalara.

Ganamos altura por una zona rocosa, apartándonos ligeramente del reborde que da al valle del Lozoya. Aunque con buen tiempo y sin nieve se puede ir perfectamente por el reborde mismo, con nieve o niebla nos puede plantear algún disgusto. Continuamos ascendiendo por una zona con menos pendiente y tras pasar por una zona de rocas alcanzamos la cumbre de Peñalara; 2428m (20 min. desde el collado de la Laguna). La vista desde la cima es impresionante; hacia el Noroeste podemos observar la meseta segoviana; Al Nordeste, el valle del Lozoya ; al Este Cuerda Larga y hacia el Este-Sureste, El Macizo de Siete Picos, Montón de Trigo y la Mujer Muerta.

Continuamos por la cuerda hacia el Nordeste, bordeando por la derecha una pequeña formación rocosa. El inicio es bastante cómodo de pasar, para continuar con un descenso por un terreno bastante pedregoso que nos lleva hasta el Collado de Claveles; 2373m (7 min. desde la cumbre de Peñalara).

Nuestro camino continúa por la cresta de Claveles, ascendiendo por la línea de máxima altura. La cresta esta formada por enormes bloques de rocas y en estos momentos la ladera que da al lado segoviano se encuentra cubierta de una fina capa de hielo que nos dificulta el paso. Así pues, en el momento que la cresta se hace más aérea, nos pasamos al lado que da al valle del Lozoya para seguir por una estrecha cornisa que nos permite seguir avanzando sin grandes problemas. Nos separamos unos metros de la zona más alta y en pocos minutos llegamos a la altura el Risco de Claveles; 2387m (20 min. desde el collado de Claveles), que asoma unos diez metros por encima de nuestras cabezas.

Continuamos por la alargada cornisa que bordea el pico, ascendiendo un par de metros, para seguidamente dirigirnos hacia un morro rocoso que vemos algo más adelante. Alcanzado éste, pasamos al lado segoviano descendiendo por una zona de placas que no plantean ninguna dificultad, saliendo poco después, a una zona más llana y sin rocas. Continúa un suave descenso que nos sitúa en pocos minutos en la cumbre del Risco de los Pájaros; 2332m. (20 min. desde el Risco de Claveles).

Seguimos hacia el norte, por un sendero que pierde altura muy rápidamente por una zona bastante rocosa. Pronto la pendiente pierde inclinación y se alcanza una zona más llana y herbosa. Continuamos unos metros en dirección a dos pequeños montículos que bordeamos por la derecha para situarnos en un pequeño collado que nosotros hemos marcado como Collado de Bajada; 2260m (7 min. desde el Risco de los Pájaros). La laguna a la que nos dirigimos se ve claramente desde el collado y, aunque hay otra alternativa siguiendo por la loma, nosotros decidimos descender directamente por un caminillo bastante maltrecho, que pierde altura rápidamente y nos sitúa en el extremo Sur de la Laguna de los Pájaros; 2175m (10 min. desde el collado de bajada).

Continuamos hacia el Sur, los paredones de Claveles se muestran majestuosos a nuestra derecha, según vamos. El itinerario se desarrolla por una serie de mesetas en la que nos vemos obligados a realizar varias subidas y bajadas, siempre de escaso desnivel. Los hitos que jalonan el inexistente sendero nos acercan hasta la Laguna de Claveles; 2160m (9 min. desde la laguna de Los Pájaros). Siguiendo en la misma dirección, descendemos por una zona de rocas y tras pasar un colladito poco marcado aparece a nuestra izquierda la 1 laguna de Cinco Lagunas; 2125m (5 min. desde la laguna de Claveles). Esta laguna es mayor que sus hermanas y esta situada en un atractivo y solitario lugar.

Tras realizar un leve giro a la izquierda para salvar una zona de rocas, aparece una meseta herbosa, ubicada bajo las grandes paredes del Peñalara donde encontramos el resto de las lagunillas. Dejando esta meseta a la derecha, realizamos un pronunciado descenso hacia el Sur que nos lleva hasta una zona más plana que nosotros hemos marcado como Pradera Primera; 2080m (10 min. desde la primera de las Cinco Lagunas).

Perdemos nuevamente altura hasta alcanzar una especie de hombrera, mucho más amplia que la anterior. En el extremo Sur de la planicie alcanzamos una bifurcación, el camino más evidente, que no debemos tomar, pierde rápidamente altura por el desagüe natural de las lagunas. Nosotros giramos suavemente hacia el Sudeste, derecha según hemos llegado, por una senda poco señalizada que nos lleva hasta el inicio de una pradera inclinada que nosotros hemos marcado como Segunda Pradera; 2040m ( 10 min. desde la primera pradera).

Aunque la pradera se extiende un poco más hacia las cercanas paredes del Peñalara, itinerario que por otra parte nos llevaría hasta la laguna Grande de Peñalara y es el itinerario más habitual. Nosotros en cambio nos salimos por la izquierda por un sendero entre matorral que en suave ascenso primero, para algo más tarde perder un poco de altura, bordea la loma que desciende del pico Peñalara, a este punto le hemos denoninado como Loma de Peñalara; 2000m (20 min. desde la segunda pradera).

Continuamos perdiendo altura, ahora con mayor pendiente, hasta alcanzar una marcada vaguada; 1950m (8 min. desde la Loma de Peñalara) que divide la loma en dos ramales. El camino ahora es algo más evidente y sigue hacia el sur hasta alcanzar el reborde de esta segunda loma, para descender a continuación hacia la Hoya de la Laguna; 1940m (6 min. desde la vaguada). Durante todo este tramo podemos disfrutar de unas agradables vistas sobre la profunda Hoya de Pepe Hernando.

Un puente de madera nos permite cruzar el arroyo que desciende de la laguna Grande de Peñalara, situada bajo unos paredones negruzcos que vemos algo más arriba, hacia el noroeste, derecha según hemos llegado. Tomamos el ancho camino hacia la izquierda para bordear la morrena sur que confina la Hoya de Peñalara. Poco a poco vamos girando hacia la derecha y alcanzamos una marcada vaguada del Camino de Cotos; 1930m (10 min. desde la Hoya de Peñalara).

Proseguimos por el amplio camino que continua girando hacia el sudoeste, metiéndose entre el pinar, e impidiéndonos continuar disfrutando de las estupendas vistas que, sobre el valle del Lozoya, nos han acompañado desde la Hoya de Peñalara. Nuevamente entre pinos descendemos con algo más de pendiente hasta alcanzar nuevamente el depósito de agua; 1910m; (7 min. desde la vaguada del Camino de Cotos) por el que habíamos pasado al principio de la marcha. Tan sólo queda descender hasta el Puerto de los Cotos; 1848m (6 min. desde el depósito de agua) por el mismo itinerario que en la ida.

Los tiempos marcados entre los distintos tramos de la marcha son netos de andar, a ellos habrá que sumarse los que se gasten en descansar, comer o simplemente admirar el Paisaje. A modo indicativo se requiere entre 5 h. 15 min. y 5 h. 45 min para realizar el recorrido sin agobios

© Guillermo Amores

 

 

<< C. Madrid