¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< C. Madrid

por las riberas del Manzanares

 

 

 

Desde El Pardo hasta la Presa

--
   

Empezamos en el Puente de los Capuchinos, de El Pardo, donde arranca el paseo que lleva a la ermita del Cristo. Una vez en la orilla orográfica derecha del río Manzanares, encontramos una pequeña zona ajardinada, algo deteriorada. También a nuestra derecha, en uno de sus rincones, encontramos la bajada bordeada de barandilla, con la que iniciamos nuestro recorrido río arriba.

Al pincipio nuestro caminar queda muy costreñido entre los taludes del río y la valla del parque; pero después se va ensanchando el pequeño pasillo.

Carrizales en el río, y al alcanzar una pequeña represa: patos, y pescadores en la otra orilla, más despejada de vegetación. En la nuestra; árboles y arbustos de ribera, añosos fresnos, y más a la izquierda pinos, dentro del parque.

Cuando llegemos al arroyo de la Sanguijuela será interesante remontar unos metros su cauce ( arenoso y posiblemente seco) hasta llegar a la valla del parque, donde encotraremos una recreación, en plan cutre, de las "rejas" que Sabatini ideó para los que también fueron reales sitios de la madrileña Casa de Campo. Cutres también son los "chamizos" que podemos ver en la otra orilla, y las instalaciones que un aventurero colono ha plantado en el conato de isla que emerge en el meandro. Pero mejor, ... y más nos vale que sean cutres y frágiles; porque si fueran instalaciones "políticamente correctas" quizá se hubieran zampado las márgenes, con todas la bendiciones.

Remontando, encontramos una pasarela sobre el río que en tiempos debió estar vallada e inaccesible, pero que ahora, cortado y oxidado el mallazo que la amurallaba, queda franca y transitable. Y..., unas vigas de hierro, unas poleas, y prismas de hormigón, que parcen una escultura de esas "modernas" que se hacián en el pasado siglo XX. No son tal, y una de ellas cumple la función de tensar un cable con anclaje en la otra orilla, del que no hemos podido imaginar su utilidad, aunque indudablemente la ha debido tener y puede que la siga teniendo; pues observando las instalaciones se ve que han sido más de uno los cables tendidos, y que ha habido reiteradas reparaciones.

Dejando atrás la pasarela encontramos una pequeña fuente - quizá potable- , y el terreno entre la valla del parque y el río se amplía de modo sensible; permitiendo la aparición de algunas encinas, que -pudimos comprobar- dan coméstibles bellotas.

Cuando se llega al pie de la presa nuevas vallas cortan el camino, y hay que retroceder. Os recomendamos hacerlo por el mismo itinerario; pero si tenéis prisa; al llegar a la pasarela sobre el Mazanares, podéis cruzarla y buscar transporte publico en la carretera de Mingorrubio a El Pardo.

Desde el Puente de los Capuchinos hasta la presa hay unos tres kilómetros.

© andarines diciembre 2002

Nota: la linea 601 lleva y trae desde Mingorrubio y El Pardo hasta la glorieta de Moncloa (Madrid) con buena frecuencia.

 

 

<< C. Madrid