¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< C. Madrid

Cotos- El Paular

 

PUERTO DE COTOS-EL PAULAR
(Por La Angostura)

Descargar fichero con track y waypoints >>

 

....
 
Pico Peñalara desde el arroyo de la Angostura

Recuerdo un lejano campamento juvenil ubicado en algún lugar de La Angostura. Allí había un chaval al que ya la montaña le atraía de una forma especial. Con el grupo de más edad se iba a organizar un recorrido por aquel bonito valle, que llegaría hasta una fascinante cima que se veía desde el campamento. Aquel niño estaba encantado con la cumbre y sentía que quería llegar hasta ella (años más tarde sabría que el nombre de aquella montaña era Peñalara); pero eso no era posible, aquella marcha estaba reservada para los mayores. Lloró, imploró, dio la paliza a todo monitor que se encontraba en su camino, pero no consiguió ninguna respuesta afirmativa. La noche anterior a la partida de los que se iban a marchar, se acostó triste, algún día seré mayor pensó…. y pasó la noche soñando con su montaña. ¡De madrugada algo le deslumbró! Se echó la mano a los ojos para protegerse de la luz que salía de una linterna, ¡venga Guillermo que te vienes con nosotros!. Con lágrimas en los ojos cogió su mochila y salió de la mano de aquel monitor. Atrás quedaba el campamento, la mañana comenzaba a clarear mientras la silueta de su montaña le daba los buenos días.

....
 
El grupo en el refugio del Pingarrón

Situados en el puerto de Cotos, tomamos la carretera que va a la estación de Valdesquí. Pasados unos ochocientos metros, abandonamos el asfalto por la izquierda, descendiendo por un amplio camino que nos lleva hasta las cercanías de un pórtico de piedra. En este punto tenemos una bifurcación en la que ambas opciones llevan al mismo sitio, nosotros elegimos continuar hacia la derecha, bordeando completamente y en suave descenso, el pequeño montículo tras el que se esconde el estratégico Refugio del Pingarrón; 1825m (15 min. desde el puerto de Cotos).

Desde la misma puerta del refugio tomamos el sendero verde RV1, que desciende hacia el sudoeste, y marcando una larga diagonal nos lleva hasta las cercanías del cauce de un pequeño arroyo; a partir de aquí, el sendero gira a la izquierda, para desembocar, con algo más de pendiente, en el arroyo de las Guarramillas. Por un puente de madera cruzamos a la orilla derecha del arroyo, para continuar por un amplio sendero que gana algo de altura, mientras nos introducimos de lleno en el pinar. Poco a poco la pendiente se va haciendo más pronunciada y el arroyo va quedando más alejado. Tras pasar un tramo prácticamente horizontal, el amplio camino gana de nuevo altura y alcanza el vértice de la loma que vamos ascendiendo. Justo en este punto, en un tronco de doble rama vemos señales amarillas.

....
 
Cruzando el arro de las Cerradillas

Descendemos con suave pendiente por un claro camino que no ofrece ninguna duda; tras recorrer unos 500 metros encontramos una bifurcación, elegimos la alternativa de la izquierda, siguiendo un sendero algo más estrecho y que pierde altura sin demasiada inclinación. Poco después realizamos un giro a la izquierda para continuar perdiendo altura, ahora con más desnivel, por un terreno bastante erosionado que nos acerca hasta el puente de madera que salva el cauce del Arroyo de la Cerradillas; 1750m (27 min. desde el refugio del Pingarrón).

Cruzamos a la orilla derecha del arroyo, descendiendo suavemente por un terreno bastante cómodo. Tras pasar una zona de cantos rodados, volvemos a cruzar a la orilla izquierda por otro puente de madera que nos lleva hasta una amplia pista de tierra, por la que volvemos a situarnos de nuevo en la orilla derecha del cauce. La pista es bastante ancha y casi horizontal; tras recorrer unos metros empezamos a perder altura pero siempre de forma muy suave. Alcanzamos una bifurcación que viene por la izquierda, nosotros seguimos de frente por la pista de tierra que ahora toma algo más de pendiente hasta alcanzar la Bifurcación de la Pista Alta; 1635m (15 min. desde el arroyo de las Cerradillas).

Elegimos la alternativa de la izquierda, que sigue perdiendo altura muy cerca del arroyo por una zona donde abunda la zarzamora y el helecho. Nuevamente alcanzamos otra bifurcación que viene por la izquierda, en un lugar donde hay una caseta de madera. A este mismo punto se puede llegar descendido directamente por el arroyo de las Guarramillas. Continuamos por la pista que ahora realiza una ligera curva a la derecha alejándose del arroyo y perdiendo altura muy suavemente. Por la izquierda, entre los pinos, aparecen algunas bifurcaciones que desembocan en la pista y, poco después, llegamos a un punto donde la pista realiza un brusco giro a la izquierda; este lugar está marcado en la tabla de datos como Las Dos Alternativas; 1560m (10 min. desde la bifurcación de la Pista Alta), ya que se puede elegir entre continuar por la pista a la izquierda o bien seguir por el ancho camino de la derecha, ya que ambas opciones se unen poco después.

....
 
El frondoso y profundo valle de La Angostura

Nosotros seguimos por la izquierda cruzando, por un puente de piedra, el arroyo de La Angostura, que a partir de ahora da nombre a la corriente principal del valle. Ya en la orilla de la izquierda, poco a poco nos vamos alejando del cauce del arroyo, que ahora queda, salpicado de malojos y abedules, algo más abajo de donde nos encontramos. Según avanzamos por la pista, confluyen por la izquierda varios caminos carreteros que se introducen entre el espeso pinar. Tras cruzar el arroyo del Toril, que a estas alturas del verano lleva muy poco caudal, converge por la izquierda de la pista, un amplio camino que desciende desde la carretera de Cotos, conocido como el Camino de las Vueltas, otra buena alternativa al itinerario que estamos realizando.

Tras pasar un tramo prácticamente horizontal, donde se pueden observar coníferas de buen tamaño, continuamos perdiendo altura siempre de forma muy suave. En algo más de quince minutos desde que cruzamos el arroyo de la Angostura, converge por la derecha la otra alternativa por la que hubiéramos llegado de no haber elegido seguir por la pista. Tras realizar un giro a la izquierda, cruzamos por un puente de piedra sobre arroyo de Peñalara, que baja por la izquierda. Seguimos descendiendo por la pista unos 450 metros más, para abandonarla por la derecha por un camino que salva el cauce por un rústico puente de madera, conocido como Puente de los Hoyones; 1440m (25 min. desde la bifurcación de Las Dos Alternativas).

Ya en la orilla derecha del arroyo, el camino continúa por un tramo de viejas losas de piedras que indican que este era el antiguo camino del valle que unía el monasterio del Paular con el puerto de Cotos. Poco después pasamos otro puente de madera que salva el cauce del arroyo de Peña Mala, el cual vierte sus aguas en el de La Angostura por la orilla derecha. Justamente en este punto, escondidas, entre vetustos abedules cubiertos de líquenes y aislados ejemplares de acebos, se esconden unas sugerentes pozas de agua que invitan al descanso.

Tras este sugerente tramo que se nos antoja bastante corto, el camino converge con la Pista Alta que baja por nuestra derecha. Nosotros continuamos a la izquierda, donde en suave descenso vamos perdiendo altura entre pinos de gran tamaño. Tras pasar por una zona de praderas inclinadas surcadas por las "vías de saca", huellas dejadas por los troncos al ser arrastrados fuera del monte, atravesamos el arroyo de la Majada del Espino y poco después llegamos a otra amplia área de praderas, cercanas a la orilla del río, hacia las que se dirige un ramal que sale a nuestra izquierda. Algo más adelante dejamos a la derecha una gran bifurcación, por la que siguen las marcas del RV1, justo en el lugar donde la pista realiza un brusco giro a la izquierda para cruzar el río por el Puente de La Angostura; 1340m (26 min. desde el Puente de los Hoyones).

Ya en la orilla izquierda, rápidamente desembocamos en la pista que abandonáramos anteriormente cuando nos dirigimos hacia el puente de Los Hoyones. La pista se separa del arroyo en una zona bastante plana, en la que entre el espeso arbolado empiezan a aflorar los primeros robles. En algunos tramos la pista gana algo de altura, siempre de forma suave y con escasa pendiente. Tras alcanzar un claro donde la pista realiza un giro a la izquierda, nosotros nos salimos por la derecha para tomar el Camino de la Presa; 1295m (21 min. desde el puente de La Angostura).

....
 
Cruzando el arro de las Cerradillas

El ancho camino pierde altura hacia el arroyo y, tras llegar a la altura de una fuente, abandonamos el camino principal dirigiéndonos directamente hasta la orilla del arroyo. Un estrecho sendero recorre la orilla izquierda del arroyo y en algunos tramos incluso debemos ganar algo de altura para salvar algunas zonas rocosas cercanas a la orilla. Enseguida llegamos a una estación de aforo, a la que se accede por un puente de cemento con barandillas. Sin cruzar por el puente, continuamos por la orilla izquierda del arroyo. Pronto el camino se hace más ancho y, en breves instantes, llegamos a la cola de la presa del Pradillo, que bordeamos por la orilla izquierda. Alcanzada la cabecera de la presa, abandonamos el camino principal para descender por unos escalones rocosos que hay pegados al muro de cemento, continuando por un estrecho sendero que en breve alcanza una alambrada, saliendo a una zona de explanada donde el camino se hace más ancho y que desemboca en el área recreativa de La Isla; 1260m (15 min. desde el Camino de la Presa).

....
 
Antigua central eléctrica

Por un puente de madera cruzamos nuevamente a la orilla derecha del arroyo, accediendo a la zona donde está situado el "Bar La isla", que bordeamos por la izquierda por un tramo donde abundan las rocas y las zarzas. El sendero alcanza una alambrada que se salva por una puerta y desemboca nuevamente en el camino que abandonáramos en el puente de La Angostura, marcado con RV1. Seguimos hacia la izquierda, según hemos llegado, por un tramo que discurre a la sombra de frondosos robles que hacen mucho más agradable la progresión. El camino, prácticamente horizontal, nos aleja ligeramente del cauce del río, que ahora queda protegido del paso del ganado por una alambrada metálica que, algo más adelante, es sustituida por una de piedra. Poco después de atravesar el cauce seco del arroyo de Navalahuesa, cruzamos bajo la enorme cañería metálica que en su día dió servicio a la Central Eléctrica del Paular; 1220m (20 min. desde la Isla), de la que hoy sólo podemos ver, algo más abajo, a nuestra izquierda, las ruinas informes de sus edificios.

Mientras continuamos nuestro recorrido, vemos a nuestra izquierda un camino rodado paralelo al nuestro, ambos se unen en un pequeño collado al que llegamos poco después. Desde este punto entramos en una zona en la que el valle se abre bastante y donde ya destacan en lo alto la cumbre de Peñalara, el puerto de los Neveros y el puerto del Reventón. Alcanzamos una bifurcación que tomamos a la derecha y poco después llegamos a una zona de praderas, donde el camino va girando ligeramente hacia la izquierda y, después de cruzar por el hueco de una valla metálica, perpendicular a nuestro itinerario, salimos a una zona bastante despejada, cercana al cauce del río.

Tras cruzar, por un puente de madera, el cauce de un arroyo; el camino bordea una piscifactoría por la izquierda y poco después desemboca en la pista de tierra que baja del puerto de la Morcuera, donde ya vemos las señales rojas y blancas del GR.10.1, que ya nos acompañaran hasta el final del recorrido. Seguimos la bifurcación a la izquierda para enseguida cruzar por un puente el Arroyo del Aguilón; 1185m (15 min. desde la Central Eléctrica del Paular).

Pasamos entre las instalaciones del Campamento del Aguilón y a la izquierda de nuestro recorrido vemos un pequeño canal de riego, que corre casi paralelo al camino y se mete entre las edificaciones del campamento. Enseguida dejamos a la derecha una bifurcación, pasamos junto a las ruinas de unas casas y llegamos a una curva donde el camino gira a la izquierda. Una nueva bifurcación, que tomamos a la izquierda nos lleva hasta un muro de piedra que delimita una extensa zona de piscinas naturales, por otra parte, bastante concurrida.

....
 
Monasterio de El Paular

Entramos por una puerta de piedra, en cuya base hay barras metálicas que impiden el paso del ganado, y bordeamos el muro de piedra por la derecha, saliendo enseguida a la carretera de asfalto que nos acerca hasta el Puente del Perdón donde, por ultima vez en el día de hoy, cruzamos el Arroyo de La Angostura, para terminar nuestro recorrido en el Monasterio del Paular; 1155m (24 min. desde el Arroyo del Aguilón; 3h. 33min. desde el inicio de la marcha).

Los tiempos indicados entre los diferentes tramos de esta descripción son netos de andar, a ellos deben sumarse los que se utilicen en descansos, comida y observar el paisaje. A modo indicativo se requiere entre 5h. 45 min. y 6h. 15min., para realizar la marcha sin apremios.

© Guillermo Amores 2005

 

<< C. Madrid