¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<< C. Madrid

La Pedriza (canto Cochino-collado de la Romera)
Ruta trazada sobre un escaneado del mapa "La Pedriza", editado por la Tienda Verde a escala 1/15.000

 

MARCHA DESDE CANTO COCHINO
HASTA EL COLLADO DE LA ROMERA Y VUELTA

Se inicia el camino en la pasarela de madera sobre el río Manzanares. Nada más cruzarla nos desviamos a la izquierda, en el sentido de la marcha. La senda está marcada por trazos amarillos y blancos, unas veces en los troncos de los pinos, otras en las rocas, y también de cuando en cuando aparecen mojones.

En este primer tramo lo hacemos entre los pinos, repoblados ya hace unos años. A pesar de que el camino se encuentra bien marcado se ha poner cuidado para no abandonarle, pues primero sale, a nuestra derecha, un desvío hacia el Cancho de los Muertos, es un senderillo ascendente que no debemos tomar. Continuamos pues por el sendero más marcado y en la siguiente bifurcación, ojo es fácil el error, seguimos hacia la derecha y en ascenso. El camino erróneo es el que continua de frente y en ligero descenso. Una vez superado éste cruce el camino asciende entre curvas. Vuelve a salir un desvío, también de frente; pero nosotros no abandonamos el sendero que continúa a la derecha. Seguimos entre los pinos y el caminillo se va estrechando para alcanzar el Collado Cabrón (1.303 mts), aproximadamente cincuenta minutos después de nuestra partida desde el aparcamiento de Canto Cochino.

En el Collado Cabrón hay una encrucijada, y de frente sale el camino que nos ha de llevar hacia el grupo del Pajarito, la Vela y la Campana, dando vistas hacia Charca Verde. A medida que se avanza, el camino se estrecha y empina. Al llegar a la base de la pared se termina el arbolado y ahora el sendero se adentra en una ascendente canal, por la cual se trepa con pocos problemas, si bien con más resoplidos. Al final se llega al la zona conocida como el Jardín de la Campana, excelente lugar para recuperar las maltrechas fuerzas. Hasta aquí hemos empleado algo menos de una hora y media.

El camino ahora no es tan visible, sin embargo, los mojones nos lo señalan. Se vuelve a caminar entre las rocas pero el sendero sigue marcado. Se inicia una ligera bajada para después acometer la última trepada de la caminata, menos fuerte que la anterior, y alcanzar el Collado de la Romera. Desde el jardín de la Campana hemos tardado un cuarto de hora. Aquí también nos encontramos con otro rellano de hierba en el que descansar.

Al reiniciar la marcha hemos poner cuidado para fijarnos en los mojones, dado que el camino que hemos de tomar sale a la derecha, en el sentido de la marcha, y el que traíamos continúa de frente en dirección a Tres Cestos. Nuestro sendero se adentra en el pinar, y está marcado con mojones, pero repito hay que caminar con precaución fijándonos en ellos.

Prosigue la bajada hasta cruzar con la Senda de ICONA, hemos tardado cuarenta y cinco minutos desde el Collado de la Romera, En este cruce giramos a la derecha. El camino continúa descendiendo, y desde él se pueden observar una espléndidas vistas: las Torres, la Esfinge, la aguja del Cocodrilo, el collado de la Ventana, el Caballo de Ajedrez, el Pájaro, la Muela, el collado de la Dehesilla, la umbría Calderón, la Maza etc. En veinte minutos más o menos llegamos de nuevo al collado del Cabrón, y desde allí bajamos hasta el aparcamiento por el mismo itinerario que hicimos la ascensión.

© Mariano Sánchez (octubre 2002)

 

 

<< C. Madrid