¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<< Baleares
Mallorca

VUELTA A LA "MOLETA DE PASTORIX"

 

...

Duraciòn : 3 hrs 10 minutos de camino efectivo

Dificultad del camino : Baja

Dificultad de orientación : Media/Baja

Punto de salida : Valldemosa (437 m) , punto de Información Turìstica situado en el centro del Municipio sobre la carretera de Palma.

   
 

Tiempos efectivos de camino :

Valldemosa / Collado - 50 minutos

Collado / Cima / Collado 35 minutos

Collado / Valldemosa - 1 h 45 minutos

Cartografìa : IGN 1:25000, ESPORLES 670-III

   

Si desde Valldemosa (437 m) dirigimos nuestra mirada hacia el Este veremos la Moleta de Pastorix (752 m) en primer tèrmino, y la sierra de Son Moragues (888 m) en segundo lugar. Nuestro objetivo inicial serà alcanzar el collado que se encuentra entre ambas alturas, situado en la cota de los 629 metros.

Tomaremos la carretera en direcciòn Este.A unos 700 m de nuestro punto de partida, sobre una curva cerrada a la derecha, seguiremos a nuestra izquierda por un camino asfaltado que después de una ligera subida y una curva a la derecha pasa frente a las casas de Sa Coma, para seguir en direcciòn Sur. A menos de 100 m de la fachada de las casas, dejaremos el camino asfaltado, pasaremos por un portillo situado a nuestra izquierda que nos deja sobre un camino situado entre un transformador y torre electrica a la derecha y una pequeña construcciòn agrícola a la izquierda.

Seguiremos este camino de tierra hasta encontrar a la derecha una cañeria de agua situada sobre un murete. Inmediatamente después de ese murete, salimos del camino con un giro de 90 a la derecha y tomamos un sendero que inicialmente parece estar pegado al muro del que se separarà unos pocos metros màs adelante en diagonal hacia la izquierda. Seguiremos ese sendero que se convierte de nuevo en camino, pasa por un portalòn de piedra sin barreras, deja a la izquierda las ruinas de una edificación y vuelve a atravesar otro portillo de piedra sin barreras para enlazar con otro camino de tierra que nosotros seguiremos hacia la izquierda, para màs adelante dejar de nuevo a nuestra izquierda una barraca de piedras y una pequeña era de carboneros.

Llegaremos a una bifurcación, en la que tomaremos el camino de la derecha que nos elevarà suavemente a traves de los campos de cultivo hasta llegar a un bancal rematado por una vieja alambrada metàlica, que salvaremos usando unos peldaños de piedra que salen de la pared misma.

Una vez sobre el bancal seguiremos un sendero, siempre en direcciòn Este, que nos irà llevando hacia un bosque de encinos cerrado por una pared de piedra. Llegados a esa pared la seguiremos hacia el E unos pocos metros hasta llegar a un derrumbe que utilizaremos para atravesarla, entrar en el bosque y seguir el sendero que, hacia arriba y hacia nuestra izquierda, seguirà subiendo suavemente hasta encontrar otra pared de piedra que atravesaremos por un portillo derrumbado.

Inmediatamente después de pasar la pared giraremos 90 a nuestra derecha para seguir el sendero que, ahora sube con alegrìa hacia el collado, primero pegado a la pared, y después alejàndose de ella, hacia arriba y hacia la izquierda hasta llegar a un nuevo bancal protegido por una pared que salvaremos mediante una escalera muy rudimentaria construida con ramas metidas en las piedra.

Situados ya sobre la pared, el sendero nos llevarà hacia nuestra derecha para juntarse con otro sendero màs definido, que seguiremos hacia la derecha. Unos pocos metros màs adelante encontraremos un gran abrevadero, una cabaña para el ganado, y un viejo fuego de campamento rodeado de còmodos asientos de piedra. Estamos en el collado que vimos desde Valldemosa, primera fase de la caminata y punto de enlace de nuestra excursión, y hace ya 50 minutos que iniciamos nuestra ruta.

Antes de seguir conviene reconocer el terreno, ya que desde aquí iniciaremos la subida a la Moleta para regresar a este mismo punto e iniciar el descenso hacia Valldemosa.

Para seguir con la segunda parte de nuestra salida nos situaremos en el portal de la cabaña, dàndole la espalda, para seguir en lìnea recta, sin sendero aparente, pasando entre tres jóvenes encinos (dos a nuestra derecha y una a nuestra izquierda). A unos cuarenta metros encontraremos un tènue sendero (hay que estar atentos) que nos llevarà en apenas veinte minutos hasta la cima de Sa Moleta, desde la que tendremos una vista esplèndida sobre la finca de Pastorix (419 m), sus campos de cultivo y su pequeño acueducto. Encontraremos tambièn rastros de los collados de cazadores de tordos. Por el mismo sendero descenderemos de nuevo, en 15 minutos, hasta la cabaña de piedra y el abrevadero.

Desde el abrevadero veremos los restos de un camino que, con direcciòn Este/Sur Este inicia el descenso por el collado por el lado contrario al de nuestra llegada. Despuès de dejar a nuestra derecha una era carbonera dejaremos una desviación del camino a nuestra izquierda para continuar el descenso. El camino, ahora màs definido, deja otra era de carbòn a la derecha y a nuestra izquierda un antiguo horno de piedra, y sigue su descenso muy pedregoso trazando curvas cerradas por las que perderemos altura muy rapidamente. Ignoraremos las desviaciones que encontremos a nuestra izquierda para seguir nuestra ruta hasta salir del bosque y entrar en los campos de cultivo de Pastoritx.

El camino llega a una bifurcación en la que tomaremos hacia la derecha para iniciar una subida que nos situa en una nueva bifurcación en la que tomaremos hacia la derecha. Parece que la ruta quiera llevarnos de nuevo hacia lo alto de la Moleta y al inicio de nuestro descenso, pero al llegar de nuevo al bosque una cerrada curva a la izquierda nos conducirà por la linde del encinar.

A poca distancia encontraremos una casa de nieve, un horno de cal, otro horno de pan y diversos restos que nos ilustran sobre la utilización històrica de los recursos forestales por parte de los pobladores de Valldemosa.

Dejaremos a nuestra derecha una derivación ascendente del camino y, a nuestra izquierda otra era de carboneros y una barraca de piedra. El camino continùa hasta encontrar, de frente, una pared que nos cierra el paso, y que salvaremos con los ya conocidos peldaños de piedra.

Una vez pasada la pared un sendero bien definido nos harà bajar dejando a la derecha un par de desviaciones que ignoraremos. El sendero se convierte en camino y continùa bajando dejando del lado izquierdo una era, una barraca y un horno de cal.

Encontraremos el camino cerrado por una reja metàlica que salvaremos con la ayuda de un deteriorado saltador de madera.

Unos pocos metros después del saltador veremos en la margen derecha del camino, pegado a una pared baja, un pequeño abrevadero. En este punto saltaremos la pared para encontrar un sendero que, en direcciòn Norte, y bordeando una reja metàlica nos llevarà hasta la fuente de Son Veri.

Nos sorprenderà encontrar los resto de una bòveda que en su tiempo cubrìa la fuente. Grandes sillares de piedra tallada con figuras humanas y lunas esculpidas nos hablaràn de la importancia de este surgimiento de agua, hoy abandonado y en ruinas.

El sendero sigue paralelo ala reja metàlica, primero sin perder altura y luego en descenso a través de un pendiente arcillosa. En este tramo descendente, cuando adivinemos ya el portalòn de acceso a la finca de Son Verì, descubriremos sobre la reja metàlica de situada a nuestra derecha, un paso cerrado con un portillo muy simple, que utilizaremos para atravesarla y girar inmediatamente despuès hacia nuestra izquierda hasta encontrar a los pocos metros un camino asfaltado.

Tomaremos este camino hacia la derecha para llegar hasta las casas de Sa Coma, cerrando el círculo de nuestra excursión y regresar a Valldemosa.

Jose Antonio Hortas
pmisoldado@zafirotours.es

 

<< Baleares
Mallorca
  .. Volver al comienzo de esta página