¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?

<<Región de Murcia

Paseos por Cartagena
 

El modernismo en Cartagena
El “oro” del plomo de las minas


..
 
Tarjeta postal de la primera mitad del XX, en la que aparce uno de los edificos modernistas de Cartagena

Los romanos explotaron a fondo las minas de plomo de la Sierra Minera, entre Cartagena y el Cabo de Palos; no dejaron cerro por remover hasta que agotaron las minas con los medios de aquella época. A finales del S. XIX, la nueva tecnología permitió continuar las excavaciones y, sobre todo, reutilizar los ricos escombros que dejaron los romanos para obtener el mucho plomo que quedaba en ellos. Ha sido un siglo de minería - también ahora se han terminado agotando las minas - que ha dejado en la región visibles secuelas. Las peores; haber convertido la Sierra Minera en una sucesión de montes de guijarros y haber encenagado la antigua bahía de Portman - el Portus Magnus de los romanos - que ahora vemos totalmente rellena ¡de escombros! en lugar de ocupada por el mar como estuvo. Y las mejores; el trabajo que da de comer, el Cante de las Minas - tarantas, mineras y cartageneras que podemos oír con emoción en La Unión y en el cartagenero barrio de Lo Campano, donde son muchos los gitanos -, y los edificios modernistas que adornan La Unión y, sobre todo, Cartagena.

Para orientar este paseo por los edificios modernistas de Cartagena, mejor que ofreceros un croquis es recomendaros que consigáis cualquier plano de la ciudad. Para ello podemos acudir a la oficina de turismo de las Puertas de San José, entre el final de la calle de San Diego y la plaza de Bastarreche, que ya conocemos de nuestro paseo por el eje de la ciudad antigua.

Podemos comenzar nuestro recorrido bajando la calle de San Diego; encontramos enseguida a nuestra derecha la Casa de la Misericordia, edificio que fue rehabilitado a principios del S. XX con elementos decorativos modernistas. Seguimos por San Diego hasta la plaza de La Merced y, por la parte derecha del fondo de la plaza, según entramos, seguimos por las calles de San Roque y Caballero hasta alcanzar la Plaza de San Francisco; la fachada Norte de esta plaza está ocupada por la Casa Maestre, construida en 1.906 para un terrateniente y hoy ocupada por un banco; posiblemente es la casa más representativa del gaudismo en Cartagena, sigue y desarrolla el proyecto de la Casa Calvet, de Barcelona. Salimos de la plaza por el Suroeste siguiendo la calle Campos y tomamos a nuestra derecha la calle Jara hasta encontrar el Gran Hotel en la esquina con la calle del Aire, cuya fachada está decorada básicamente con motivos vegetales, tan clásicos del modernismo. El antiguo hotel es hoy un edificio de servicios ocupado por La Caixa. Desde allí bajamos por la calle Mayor y en ella encontramos la casa Llagostera, típicamente modernista y decorada con abundantes elementos cerámicos. Más adelante el Casino de Cartagena, la contigua Casa Cervantes y, al final de la calle, el Ayuntamiento.

..
... en sus edificios podemos notar la influencia del modernismo en la ciudad, incluso en casas modestas,...
  ..

Volvemos a subir la calle Mayor hasta cruzarnos con la de Medieras, donde encontramos una casa de vecinos con un impresionante portal modernista, mal conservado, justo enfrente de una pequeña pastelería. Podemos aprovechar la ocasión para tomar en esta pastelería un pastel de “La Cierva”, una tarta de carne que nos mantendrá a tono. Seguimos por la calle Mayor hacia el Norte, y andamos las sucesivas calles de las Puertas de Murcia y del Carmen; las tres forman lo que hoy podemos llamar el centro de Cartagena y en sus edificios podemos notar la influencia del modernismo en la ciudad, incluso en casas modestas, donde abundan los miradores y las decoraciones con motivos vegetales y naturales.

Al final llegamos a la Plaza de España, cuya fachada Noreste está ocupada por la Casa Zapata, hoy colegio de las hermanas carmelitas, con una inconfundible valla exterior modernista. Salimos de la Plaza de España por la Alameda de San Antón, en la misma dirección que traíamos, hasta encontrar el Edificio de la Cruz Roja, un pequeño hotel de perfectas proporciones. Volvemos a la Plaza de España y allí tomamos a nuestra izquierda el paseo de Alfonso XIII, que recorremos hasta encontrar la Casa Regidor en la esquina derecha del paseo con la calle de Ángel Bruna.

El modernismo ha dejado huella en el gusto de Cartagena, y cuando hubo que edificar la nueva Asamblea de la Región de Murcia, en los años 80 del S. XX, la construyeron imitando el más puro estilo gaudiano, tanto en las formas como en la decoración cerámica; podemos verla a la izquierda del paseo de Alfonso XIII, más adelante.

© Luis Pérez Marcos diciembre 2002

 


<<Región de Murcia