¿quieres participar en nuestras excursiones y actividades?
<<C. Valenciana
PRV-100 Senda de les fonts
Ròtova- La Safor

 

Vista panóramica del Picaio y el Alt de les Âguiles

PRV-100 Senda de les fonts
Ròtova- La Safor

Agradecimento

Antes de comenzar con la explicación de esta preciosa senda, quiero felicitar a los responsables de su diseño y mantenimiento, el Centre Excursionista de Ròtova (con los que no me une ninguna vinculación y a los que no conozco personalmente) por el perfecto mantenimiento y señalización de la misma. Sin duda, es una de las rutas más cuidadas que he tenido el placer de recorrer (muchas veces).

 
 
..

El Acueducto

 
 

La font de les Galeries

La senda de les fonts (senda de las fuentes) es una senda circular de dificultad media, con el desnivel que podéis apreciar en el gráfico y con una longitud de 12.5 Km. Para comenzar, desde el mismo pueblo de inicio y final, Rótova, nos dirigiremos hacia la salida del pueblo, en dirección sur, hasta la calle San Vicent y luego por el "Camí de Borrò", donde ya comienza la señalización de la misma. Tras un kilómetro por una carretera comarcal asfaltada, en el que ya habremos observado un par de veces el rio Vernissa, aparece el primer poste indicador hacia el Castell de Borrò (Castillo de Borrò) y el Barranc Blanc (Barranco Blanco). Mi consejo es seguir adelante e iniciar el ataque a la senda por el Acueducto. La variante del Barranc Blanc os la explicaré más tarde. Unos 200 m. más adelante, tras cruzar nuevamente el rio, aparece la señalización hacia el Acueducto y la Font de les Galeries (Fuente de las Galerias).

La senda se inicia con un amplio camino muy cuidado, entre grandes y tupidos cañares, con la impresionante Penya Roja (Roca Roja) a nuestra derecha, y sobre la cual, si os fijáis en su base, aún se aprecian los restos del canal de conducción de agua que construyeron los moros y que luego, durante un buen trecho, circula paralelo al sendero. Atravesamos sobre unos pilones, por dos veces, los márgenes del río Vernissa y rápidamente nos presentamos ante el Acueducto.

A partir de aquí, la senda empieza a tomar desnivel, más suave al principio y más acentuado antes de llegar a la Font de les Galerías. Podemos observar que el primer tramo tras pasar el Acueducto, unos 200 metros, se encuentra reforzado con hormigón. Esto es para evitar que las avenidas de agua del Barranco de Atanassi, por el que marchamos, destruyan la senda. En 30 minutos llegamos del Acueducto a la fuente. Es aconsejable cargar aquí el bidón, pues el tramo más duro no se halla demasiado lejos.

Nada más abandonar la fuente, llegamos a un punto donde el camino nos ofrece tres direcciones: una a la izquierda hacia el Forn de Calç (Horno de cal), otra a la derecha hacia la variante dell Castillo de Borrò y el Barranc Blanc (Barranco Blanco), que explicaremos luego, y una tercera al frente en dirección al refugio Casas García. También en este cruce, nos quedamos sin sombra, pues los árboles dan paso a un bosque bajo de matorral que ya no nos abandonará hasta el tramo final.

Nosotros, en este caso nos dirigiremos por la izquierda hacia el Forn de Calç. Tras desviarnos a la izquierda, durante un corto trecho ganaremos rápidamente altura en una pendiente pronunciada y dejaremos a nuestra derecha un antiguo horno para fabricar la cal y que se encuentra en muy buen estado de conservación. Hasta este punto, la ruta presenta una serie de paneles ilustrados explicativos sobre la flora que nos rodea.

Tras ese corto pero intenso ascenso llegamos al cruce del Penyal de l’Esclusa (Roca de la Esclusa), que a 100 metros de la senda se presenta como un mirador formidable hacia el Este. Desde aquí podemos ver el mar, Ròtova a nuestros pies, tramos de la senda que hemos recorrido y también, la cara sur del Castillo de Borrò.

..
 
En el cruce del "Alt de les Àguiles"

Por una senda de dulces relieves y con unas vistas fantásticas nos dirigimos a afrontar la parte más dura de la ruta. Una ascensión hasta el cruce del Picaio. A cinco minutos de este cruce se encuentra el majestuoso Picaio, de donde podemos observar, sobre una impresionante pared vertical, gran parte de la Safor sur, pueblos como Lloc Nou de Sant Jeroni, Castelló de Rugat, Terrateig, Almiserat y Montixelvo. Al norte flanqueados por el monte Mondúver y al sur por el precioso Benicadell. Vale la pena detenerse un rato en este punto y disfrutar de la maravillosa panorámica que nos ofrece esta majestuosa atalaya.

De vuelta a la ruta, a quince minutos se encuentra otro cruce que nos lleva, en cinco minutos más, al lugar más alto de la ruta, el Pic de les Àguiles (Pico de las Águilas) donde la panorámica es también espectacular.

..
 

El lugar ideal para reponer fuerzas.

A partir de aquí, el resto de la ruta es cuesta abajo. Aunque estemos un poco cansados, aconsejo iniciar el descenso y llegar hasta el cruce de la Font dels Llibrells (Fuente de las Palanganas) y dirigirnos hacia allí donde, en otros cinco minutos, encontramos un agua fresca y pura que brota en el centro de una pinada. Este es el lugar, tras tres horas y pico de marcha, que aconsejo para reponer fuerzas y descansar en un entorno precioso y fresco.

Una vez reiniciada la marcha ya en la senda principal, nos quedará alrededor de una hora de descenso hasta el pueblo de Ròtova. Durante el descenso pasamos junto a la Simeta del Gall (Cueva del Gallo) y podemos observar desde La Planissa (La Llanura) la cara norte, que es la mejor conservada, del Castillo de Borrò. Poco a poco, irán apareciendo de nuevo los pinos y por fin, llegaremos a la carretera de les Planes, asfaltada ya, que en diez minutos nos llevará de nuevo al pueblo de Ròtova tras unas cuatro horas y media de marcha aproximadamente.

Quiero resaltar la labor que está haciendo el Centro Excursionista de Ròtova en el refugio de Casas García, donde la adecuación y obras son muy laboriosas debido a que todos los materiales se han de subir a mano ya que no hay otra posibilidad a excepción del helicóptero. Posibilidad que están contemplando para poder llevar hasta el refugio las grandes vigas necesarias para cubrir el tejado de la navada principal del caserón.

Variante del Barranc Blanc

...

Notas sobre el Castillo de Borró

El emplazamiento de Borrò, antes de ser ocupado por el castillo medieval, albergó a otros moradores de la cultura ibérica y de la época romana. Las estructuras más antiguas de esta edificación se realizaron en los siglos X y XI, ya en la época medieval islámica. Y su vida activa termina después de las revueltas del musulmán Al-Azraq.

Los restos del castillo están sobre un montículo de 240 metros de altitud entre los barrancos de Atanassi y Blanc y muy cerca de las fuente de Galeries y de la fuente del Castell. En la actualidad solo se conservan dos torres, parte del recinto amurallado por la cara norte y un aljibe. La práctica totalidad de las murallas de las partes sur y oeste han desaparecido.

   

Como decíamos al principio de esta descripción, tras cruzar por primera vez el rio Vernissa nos encontramos con un indicador hacia el Castillo de Borrò por el Barranc Blanc (Barranco Blanco). Tras seguir paralelos al río por un ancho camino sin asfaltar, comienza la pendiente y aparece la ruta que circula por el mismo lecho del barranco, lo que proporciona una belleza adicional a la marcha. En unos veinte minutos llegamos a la Font del Castell (Fuente del Castillo) y tras una corta subida y un brusco cambio de dirección, nos presentamos a los pies de las ruinas del Castillo de Borrò. Si seguimos la senda, en unos diez minutos llegaremos al cruce junto a la Font de les Galeries. Desde aquí podemos regresar por la senda del Barranco de Atanassi a Ròtova, en una vuelta de una hora y cuarto de duración en total, o bien seguir con la ruta que se ha descrito con anterioridad. La tercera posibilidad es acercarse, en quince minutos al refugio de Casas García.

©Texto y fotografías de Ignasi Moreno

 

..

.. Volver al comienzo de esta página